El Papá Francisco, el juego de la Oca y El código                            del fin del mundo: 6336
 
En el número 63 se encuentra el número del año 2016 profetizado por los dos testigos del apocalipsis 11, e invertido está el número 36 en donde se encuentra oculto el número bestial 666.
 
El número 63 en el misterioso juego de la Oca.
 
Francisco el Papa bestia 666, pide que no se le llame Papa, si no el Obispo de Roma.
 
Francisco (Jorge Mario Bergoglio) fue obispo titular de la antigua Diócesis de Oca, hoy Villa franca Montes de Oca (Burgos) entre los años 1992 y 1998 (la trinidad 666)
(No puede existir un obispo sin su diócesis, y al Papa Francisco le correspondió ser Obispo de la Diócesis de Oca, en donde se encuentra oculto el número del año 2016 y el número de la bestia 666.
 
El juego de la Oca está relacionado a los misterios de los caballeros Templarios y la simbología secreta de las catedrales, algo tan sencillo como un juego de mesa, tiene orígenes muy oscuros y maléficos en donde se encuentran mensajes ocultos de la Orden templaria.
 
La oca es considerado por la mitología como un animal sagrado, en la antigua Roma se le tenía como un animal protector de las casas, y en Egipto se han encontrado pinturas en las cuales desde el pecho del faraón, salían estos animales llamados ocas.


Los templarios surgieron en el año 1118 como los guardianes de los lugares santos de Jerusalén en las cruzadas, estos eran a la vez monjes y guerreros, un día viernes 13 de octubre, muchos de estos templarios fueron arrestados, torturados y quemados en la hoguera.

Los Templarios Europeos, tenían la misión de proteger el camino de santiago y la basílica del apóstol como lugar santo de peregrinación, El juego sería el camino y las ocas representarían los lugares seguros en donde podrían refugiarse los guerreros de esta orden esotérica.

El juego de la oca esta compuesto por 63 casillas, se debe de llegar a la última casilla con el puntaje exacto, de lo contrario se retrocederá tantas casillas como puntos sobren.


No es casual el hecho que el número 63 que representa al año 2016 y al número 666 esté presente en este juego misterioso, como también en el reloj de la cuenta regresiva, y en el código del fin del mundo: 6336. (génesis 6:3)



El Codex Calixtinus.


 


El Codex Calixtinus es un manuscrito del siglo Xll, dividido en 5 libros, el quinto de estos, es una estructura o la guía para el peregrino para que realice su ruta a través del camino francés hasta Santiago de Compostela.


Estamos en la Época de esplendor del camino a Compostela en donde se encuentran los restos de Santiago, miles de peregrinos dirigen sus pasos hacia el fin del mundo conocido, acompañados por un bastón y una calabaza- cantimplora.

El camino a Santiago de Compostela se le conoce como el camino al fin del mundo, el juego de la oca: el camino que conduce a Santiago está compuesto por 63 casillas, la última casilla representa el año 2016, el comienzo del fin del mundo, tengan muy presente las primeras palabras de Francisco como Papa: fueron a buscarme casi hasta el fin del mundo, el tablero del juego de la oca con 63 casillas numeradas del 1 al 63 dentro de una espiral , es la guía simbólica y encriptada del camino de Santiago de ida y vuelta.


El único camino de Santiago que comienza en Santiago, termina en el fin del mundo, la Fisterrana es una certificación oficial que se obtiene en el albergue de fisterra, que acredita que se ha llegado al fin del mundo, es en la credencial de los peregrinos que se van poniendo los sellos o firmas de las parroquias, albergues o sitios representativos de los pueblos por donde transcurre la peregrinación.

Octavio Augusto, el primer emperador Romano, propuso un viaje iniciático que culminaba en las tierras del fin del mundo, en donde se levantaba el ara Solis (el altar del sol), más adelante el Papa Calixto ll, propuso un nuevo camino sobre una ruta hispana (Papa Hispano), que incluye rituales, misas, cantos, milagros en honor al Apóstol Santiago, apareciendo el Codex Calixtinus, la guia del peregrina hacia el camino de santiago de Compostela : el fin del mundo. 

En el juego de la oca, al igual que en el camino de Santiago, hay un peregrinaje, un recorrido que se hace una vez en la vida, que conduciría a cambiar de hábitos para entrar a una nueva vida, o a un mundo nuevo: El Nuevo Orden mundial.


Toda la creación de principio a fin está codificada en los números, los grupos secretos conocen está única verdad, los únicos que ignoran o no quieren aceptar esta realidad son las personas manipuladas y controladas por los dueños de este mundo, los dos testigos del Apocalipsis tan sólo se limitan a revelar lo Sagrado del Padre de los cielos, cada ser humano es libre de aceptar lo bueno o desechar lo malo, las mentiras aceptadas los conducirán a la perdición de su alma, en el juego de la oca con 63 casillas viene codificado el año del comienzo del fin del mundo que no es otro que el año 2016 que se encuentra oculto en el número 63.


El número 63 advierte, el número 63 da señales, el número 63 el último número del juego de la oca o del camino de Santiago de Compostela anuncia el comienzo del fin del mundo, la espiral en la cual se encuentran estos 63 números no es otra cosa que la simbología de la serpiente antigua que viene por las almas perdidas que se separaron de su verdadero Creador.


 

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.