Que dice la Biblia respecto al Bautismo.

 

 

 
En ningún lugar del libro Sagrado (BIBLIA) se dice que se tiene que adoctrinar (lavado de cerebro) durante meses a una persona que desea ser bautizada, estos son inventos de los distintos líderes espirituales que buscan atrapar presas fáciles en sus respectivas Iglesias mediante un previo lavado de cerebro, basta con creer que Jesús es el Mesías y Nuestro Salvador, previo a un arrepentimiento y conversión.
 
El misterio del agua.
 
En la procreación todo ser humano viene al mundo dentro de una bolsa de agua llamada placenta, el embrión de un ser humano está formado por un 97% de agua, la sangre está compuesta por un 90% de agua, los riñones por un 82%, y el hígado por un 79%.

 

 
El agua es un componente vital de los seres vivos; cada criatura sobre la tierra, la necesita para poder existir, sin el agua no pueden realizarse los procesos vitales de las células, cualquier organismo moriría en unos pocos días a falta de la tan apreciada y necesaria agua, el agua es esencial para la vida.
 
 
El símbolo del cristianismo es el pez, los peces viven en el agua, a Jesús se le identifica con el pez, los primeros discípulos de Jesús eran pescadores que están relacionados con el agua, Jesús caminó sobre las aguas.
 
En el momento en que Dios se arrepintió de haber creado al hombre, envió un diluvio Universal en donde tan sólo se salvaron ocho personas, la extinción se efectuó con agua.
 
La tercera parte de la tierra es agua.
 
El misterio del agua en la Creación, la espiritualidad y la vida de un verdadero Cristiano.
 
 
Nota: las nubes representan al agua.
 
Gematría: 
El agua de las nubes = 153 (valor 153)
Los 153 peces de Pedro. (La pesca milagrosa)
El manantial de aguas vivas.
 
Antiguo Testamento.
 
Números 11:25
"Entonces Jehová descendió en la nube, y le habló: y tomó del espíritu que estaba en él, y lo puso en los setenta varones ancianos, y cuando posó sobre ellos el espíritu,  y no cesaron de profetizar.
 
Daniel 7:13-14
La segunda venida de Jesús.
Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es eterno y nunca pasará, y su reino uno que jamás será destruido.
 
 
Nuevo Testamento.
Apocalipsis 1:7
La segunda venida de Jesús.
He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él.
 
Apocalipsis 14:14-16
Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al hijo del hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda, y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. Y el que está sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada.
 
 
Mateo 24:29-31
E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. entonces aparecerá la señal del hijo del hombre en el cielo; y entonces se lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos.
 
Mateo 26: 62-64
Y además os digo: que desde ahora veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.
 
Marcos 13:24-27
Entonces verán al hijo del hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria.
 
Marcos 14:60-62
El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: 'Eres tú el Cristo, el hijo del bendito? Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.
 
Lucas 21:25-28
Entonces habrá señales en el sol, en la luna, y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces verán al hijo del hombre que vendrá en una nube con poder y gran gloria. Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.
 
Hechos 1:9-11
Jesús en su resurrección fue llevado al cielo en una nube, de igual forma regresará en una nube. 
Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube quien le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
 
1 tesalonicenses 4:13-17
En el arrebatamiento los que irán a ser salvos serán arrebatados por las nubes.
Tampoco queremos hermanos que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el señor.
 
Antiguo Testamento.
Exodo 40:34
Entonces la nube cubrió la tienda de reunión y la gloria del Señor llenó el tabernáculo.

 
El Bautismo en el Antiguo Testamento.
 
Génesis 1:2  
Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra. La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y El Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas.
 
2 Reyes 5:13-14
Pero sus siervos se le acercaron y le hablaron, diciendo: Padre mío, si el profeta te hubiera dicho que hicieras gran cosa, ¿no la hubieras hecho? ¡cuánto más cuando te dice: "Lávate y quedarás limpio" Entonces él bajó y se sumergió siete veces en el río Jordán conforme a la palabra del hombre de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño pequeño, y quedó limpio.
 
Ezequiel 36:25-26
Los rociaré con agua pura, y quedarán purificados. Los limpiaré de todas sus impurezas e idolatrías. Les daré un corazón nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que tienen ahora, y les pondré corazón de carne.
 
1 Pedro 3:20-21
Quienes en otro tiempo fueron desobedientes cuando la paciencia de Dios esperaba en los días de Noé, durante la construcción del arca, en la cual unos pocos, es decir ocho personas, fueron salvadas a través del aguaY correspondiendo a esto, el bautismo ahora os salva (no quitando la suciedad de la carne, sino como una petición a Dios de una buena conciencia) mediante la resurrección de JESUCRISTO. 
 
 
El Bautismo en el nuevo testamento.
 
Mateo 3:13-17
Entonces Jesús vino de Galilea al Jordán, a Juan, para ser bautizado por él.
Y Jesús, después que fue bautizado, subió inmediatamente del agua; y he aquí, los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma y se posaba sobre él. Y he aquí una voz de los cielos que decía: Éste es mi hijo amado, en quien me complazco.
 
Mateo 28:18-20
Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Por lo tanto, id y haced discípulos a todas las Naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del hijo y del Espíritu Santo;  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. 
 
Marcos 16:15-16
Entonces les dijo: "vayan por todo el mundo, anuncien la buena noticia a toda la creación. El que crea y se bautice, se Salvará. El que no crea, se condenará".
 
Juan 3:5
Jesús les respondió: "Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios".
 
Juan 3:22-29
Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y Jesús bautizaba.
Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque allí había muchas aguas; y venían, y eran bautizados.
Entonces hubo discusión entre los discípulos de Juan y los Judíos acerca de la purificación. Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabi, mira que el que estaba conmigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él.
Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.
 
Hechos 2:38-39
Pedro les respondió: "Conviértanse y háganse bautizar en el nombre de Jesucristo  para que le sean perdonados los pecados, y así recibirán el don del Espíritu Santo.
 
Hechos 16:33
A esa misma hora de la noche, el carcelero los atendió y curo sus llagas. Inmediatamente después, fue bautizado junto con toda su familia.
 
Hechos 22:16
Y ahora, ¿qué esperas? levántate, recibe el bautismo y purificate de tus pecados, invocando su nombre.
 
Romanos 6:3-5
¿No saben ustedes que todos los que fuimos bautizados en Cristo Jesús, nos hemos sumergido en su muerte? por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte, para que así como Cristo resucitó por la gloria del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva.
 
1 Corintios 6:11
Algunos de ustedes fueron así, pero ahora han sido purificados, santificados y justificados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.
 
1 Corintios 10:1-2
Porque no deben ignorar, hermanos que todos nuestros Padres fueron guiados por la nube y el paso del mar, fue un Bautismo que los unió a Moisés.
 
1 Corintios 12-13
porque todos hemos sido bautizados en un solo Espíritu para formar un solo cuerpo, y todos hemos bebido de un mismo Espíritu.
 
Gálatas 3:27-28
Ya que todos ustedes, que fueron bautizados en Cristo, han sido revestidos de Cristo.
 
Efesios 4:5
Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.
 
Efesios 5:25-27
Maridos, amen a su esposa, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella, para santificarla. Él la purificó con el bautismo del agua y la palabra, porque quiso para sí una iglesia resplandeciente, sin mancha ni arruga y sin defecto, sino santa e inmaculada.
 
Tito 3:5
No por las obras de justicia que habíamos realizado, sino solamente por su misericordia, él nos salvó, haciéndonos renacer por el bautismo y renovándonos por el Espíritu Santo.