¿Cual es la verdadera  vida espiritual del hombre?
 
La palabra espiritualidad lo define todo,  es vivir desde el espíritu, es saber utilizar los dones que Dios nos da a cada uno de los seres humanos, el espíritu es la unidad, es la esencia que nos conecta con la divinidad del Creador.
 
Romanos capítulos 7 y 8, define muy bien lo que es la vida espiritual, no vivir desde la carne, sino desde el espíritu si es que deseamos la salvación, la mente desea todas las cosas de este mundo y el espíritu tan sólo desea las cosas que son de Dios, se debe de alimentar el espíritu con los asuntos que son de Dios y no apartarlo del creador con los afanes de este mundo.
 
Si vives desde tu espíritu, la unción de Dios te fortalece y te llena, si vives desde tu espíritu, tus pensamientos sirven sólo para bendición, bien y edificación, si vives desde tu espíritu, el Reino de Dios está en ti, nuestra verdadera ciudadanía está en los cielos, esta tierra es pasajera, tu salvación se encuentra en el espíritu, este mismo es quien te conecta con los cielos, si se desean estos cielos prometidos debes trascender la vida terrenal, lo eterno es invisible y duradero, lo de la tierra pronto pasará.
 
Si entras a tu aposento y oras al Padre que te escucha, estarás alimentando a tu espíritu, y le estarás dando muerte a los pensamientos que destruyen al alma, orar es permanecer en contacto con el Padre, orar es vivir una vida espiritual de esencia, a Dios tan sólo se le adora de espíritu, la vida espiritual es la vida según el espíritu, no se es un verdadero cristiano, si no se vive de manera permanente desde el espíritu, son muchos los que dicen ser cristianos, pero tienen una vida carnal o mental, vida espiritual, es igual a vida cristiana, el espíritu nos une a Cristo, el espíritu conecta con la esencia, no existe una común unión entre los hombres y Dios, si no hay vida espiritual, lo mental tan sólo conecta con Satanás y su mundo.
 
Los verdaderos hijos de Dios son guiados por El Espíritu Santo siempre y cuando se viva desde el espíritu, los pensamientos no vienen tan sólo de la mente, los pensamientos puros y sagrados que siempre invitan a obrar el bien, vienen desde lo más interno, vienen desde la esencia espiritual del hombre, la palabra espiritual nos recuerda que somos hijos de Dios,  vida espiritual es lo mismo que vida interior, en el exterior se encuentra una vida artificial creada por Satanás, llamada vida carnal o mental,   la vida espiritual es Santa, es perfecta, es sagrada, sabia, misteriosa y mística, las revelaciones dadas a los profetas por parte de Dios, llegan al espíritu de verdad, el espíritu es la misma chispa divina puesta por Dios en el hombre, no existe evolución espiritual a través de la mente, esta es hecha del mismo tipo de energías con las cuales está hecho el Universo fisíco , el espíritu es esencia pura.
 
No se puede hablar de Iglesia de Cristo, cuando la mayoría de sus creyentes son seres mentales que le sirven a las riquezas y pasiones de este mundo, tampoco hay iglesia cristiana, ni vida espiritual, si no hay justicia, amor desinteresado, bondad, obras y compasión, si existen atributos espirituales en una persona, es porque el espíritu de Dios es derramado sobre él, El espíritu Santo es el que cambia, el que transforma, el que da esperanza, ninguna de estas cosas las puede hacer las energías mentales con sus pensamientos oscuros, malvados, perversos y malignos, quienes le sirven a este mundo y a los astros considerándolos como dioses, le están sirviendo a los demonios y a Satanás.
 
Los talentos, la sabiduría, la creatividad, la inteligencia y los dones divinos provenientes del creador, se encuentran en la esencia del espíritu, jamás en la razón, el intelecto, o el conocimiento mental, la fe que hace milagros, mueve montañas y transforma vidas anida en lo más profundo de cada ser.
 
Así estés viviendo una vida espiritual a la perfección o estés imitando la vida de Cristo, jamás te creas un ser Iluminado como lo hacen los soberbios que se creen dioses, piensa más bien que nada sabes y que eres el último, de esta manera Dios te tendrá como los primeros, la sencillez, la humildad, la pobreza y el poco conocimiento de este mundo te conducirán al Reino de Dios.
 
Dios es conciencia pura, Dios es esencia, si no fuese así, no habría tenido necesidad de haber encarnado en su hijo Jesús que vino con forma de hombre para derrotar al pecado, si Dios saliese de la esencia, este Universo colapsaría, el amor de esencia es universal, es pleno, se encuentra por todas partes, este amor puro es proveniente de la esencia del Padre, es la misma luz que alumbra en este mundo lleno de tinieblas.
 
A Dios se le conoce tan sólo a través del espíritu que también es esencia, a satanás se le conoce a través de las energías mentales, porque este también es energías, del mismo tipo de energías con que fue creado este mundo, Dios se manifiesta en cada espíritu de cada hombre, y satanás se manifiesta en cada mente de cada ser humano desde la caída del hombre, desde el espíritu se le sirve a Dios, y desde la mente se desea y se le sirve a este mundo.
 
El mal y la oscuridad, los demonios y satanás, es un reino infernal hecho de energías, la esencia del Padre, los cielos y el Reino de dios junto a la nueva Jerusalén, es esencia, esta esencia se encuentra más haya de cualquier tipo de energías conocidas por el hombre, las energías dañan, matan, destruyen, la esencia conduce a las moradas del Padre.
 
Dios no se encuentra en donde hay oscuridad o tinieblas, Él es sólo luz, la batalla entre el bien y el mal, entre Dios y satanás, entre el hombre y los demonios, es una batalla a nivel espiritual, se le debe temer tan sólo a la muerte espiritual, no a la vida de un cuerpo físico, cuiden de su espíritu, cuiden de su ser interior o esencia pura, quienes le temen a la muerte, es porque aman mucho a este mundo, recuerden una vez más, su verdadera ciudadanía está en los cielos.
 
La mente está fusionada al cuerpo, las energías y la materia son una sola, y Dios y el Espíritu también son uno sólo, los pensamientos programados, ocupan un lugar en el archivo mental, los pensamientos del espíritu, son un constante fluir divino, no te confundas, la doble naturaleza humana, hará perder muchas almas, los pensamientos mundanos, son una extensión de la mente, los pensamientos de esencia, son una extensión de la vida espiritual.
 
Para quienes se pregunten: ¿como puedo vivir desde mi espíritu? ¿como sé cuales pensamientos provienen de la mente y cuales desde el espíritu? ¿Porque en Romanos se habla de que debemos vivir desde el espíritu y no desde la carne?
 
Todos sabemos que la carne por sí misma no puede pensar, AUNQUE ESTA TENGA UNA INTELIGENCIA PROPIA PARA SU DESARROLLO Y MANTENIMIENTO, ella no puede transmitir ningún tipo de conocimiento o desear las cosas de este mundo, quien piensa y hace cometer actos en contra de la voluntad de Dios, es el sistema de conciencia mental, de ahí, que los dos testigos refiriéndose a los versículos bíblicos antes mencionados, revelan que no se debe de vivir desde el cuerpo mental, sino desde el espíritu.
 
Si no existiesen estas dos fuentes diferentes, o esta doble naturaleza humana, no se podría hablar de guerra espiritual entre el bien y el mal, no se podría hablar de pecado o la caída del hombre, si Jesús venció a este mundo, fue porque Dios lo envió con idéntica forma del hombre mental, a las tentaciones de Satanás que provienen desde el sistema de pensamientos mentales, se le vencen desde los pensamientos provenientes del espíritu, las llamadas intuiciones, vienen desde ese ser interior, por que el mundo exterior fue ocupado por las fuerzas de la oscuridad.
 
Quien vive desde el espíritu es por que está acatando las leyes de Dios, y tan sólo hace el bien, sus pensamientos puros y sagrados son una verdadera alabanza para el creador, en todo momento está resistiendo las tentaciones de satanás, esta persona es espiritual por que sus pensamientos vienen desde el espíritu, pero si por el contrario, no se hace la voluntad de Dios, y se hace el mal y se desean las cosas de este mundo, sus pensamientos pertenecen a una programación mental.
 
No podemos echar entre un mismo saco o costal, todo lo referente a la mente con todo lo que concierne a la luz y decir que así nos creó Dios, por que estaríamos afirmando que Dios y satanás son la misma entidad, y que el Padre también habita en donde hay tinieblas, la unidad espiritual y la dualidad mental son dos cosas distintas.
 
Las leyes y mandatos de Dios están escritos en el espíritu, si se desea tener Sabiduría y verdades celestiales, se debe de acudir al espíritu, el conocimiento del intelecto mental, de nada sirve para nuestra salvación, el tipo de pensamiento que se utilice en el diario vivir es determinante en la vida de un buen cristiano, el pensamiento recreado, o llevado a la acción, bien puede estar dirigido a Dos o a Satanás.
 
Este mundo fue creado por satanás, y tan solo a él le pertenece, de ahí que hayan tantas injusticias, pobreza, sufrimiento y dolor, estas cosas físicas que le suceden a la Psiquis o al cuerpo humano, no deben de hacer dudar de la existencia de Dios, mientras tengamos el espíritu muy vivo y alerta resistiendo al enemigo, no nos ha de importar lo que le suceda al cuerpo, nuestro reino esta en los cielos, de los reinos de esta tierra, nada quedará.
 
La ignorancia filosófica o teológica, de muchas religiones y culturas al rededor del mundo, hacen creer, de que debe de existir el mal para que haya un equilibrio permanente con el bien, que todas las cosas negativas y positivas, y que la luz y la oscuridad son necesarias para que el Universo pueda mantener su orden, ignoran por completo a Un Dios Todo poderoso, que todo lo que creó fue perfecto, y que la oscuridad y el mal tan solo le pertenece a Satanás, el equilibrio del universo se da, gracias a la dualidad física, la cual luego fue trasladada a la Psiquis del hombre para que se apartará del verdadero Dios y creador, un hombre bien equilibrado no necesita de dualidad, tan sólo requiere de vivir desde su espíritu, alineado a las leyes y mandamientos de Dios, todas los seres humanos mentales sin excepción, están locos y desequilibrados, en ellos no existe perfección alguna.
 
En estos momentos y desde la caída del hombre, la mente y el cuerpo están conectados, entre ambos tienen encarcelada al alma, separada del espíritu y por supuesto de Dios, por este motivo ven las cosas malas como si fuesen buenas, pecan y creen que lo que hacen no perjudica a nadie, están perdiendo la dicha de regresar a la esencia de Dios, no conocerán su reino, y tendrán una eternidad pero en el infierno que es muy real y tenebroso.
 
El estado mental hace ver el tiempo de manera lineal, por esto se habla de un pasado, un presente y un futuro, en el espíritu este tiempo es vertical, es un eterno presente, los tiempos mentales de los hombres, son distintos a los tiempos verticales del creador, el principio y el fin son uno mismo, Dios sabe lo que ocurrirá en el final, desde el mismo comienzo, los mayores secretos a estos misterios se encuentran en los números revelados por los dos enviados de Dios, ¿quienes están más cuerdos? estos dos mensajeros que presentan pruebas y que todo lo que revelan es coherente y sabio, o aquellos que engañan a sus creyentes a través de un previo lavado cerebral, lo dicho por los dos testigos, jamás lo había dicho hombre alguno en toda la historia de la humanidad.
 
Para El espíritu y el alma, que siempre deben permanecer unidas dentro del cuerpo, no existe el tiempo horizontal, el sufrimiento ni el dolor, la materia, la mente y el alma unidas es un trío al cual hay que temer, esta unión causa un falso tiempo el cual no es real.
 
Si se vive la vida como si tan sólo esta fuera física y no se tiene en cuenta a la vida espiritual, se está cometiendo un grave error, el placer, las pasiones y los deseos, no lo es todo, la verdadera vida no es la material, sino la espiritual, no temas perder muy pronto las cosas materiales, debe de tener mucho miedo, más bien perder al alma, por aferrarse a las cosas pasajeras de este mundo, ninguna de estas riquezas entrará al Reino de Dios.

Gálatas 5:16-26

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu-

16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.

 
                     

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.