Un fraude llamado: Evolución espiritual.
 
El mucho conocimiento de las cosas del mundo no garantiza la Salvación y la vida eterna, mientras que el conectarnos con el espíritu nos permite vivir una vida sabia, es esa Sabiduría perfecta y Santa, que tanto le falta a la Razón y al intelecto humano para que se pueda vivir según la voluntad del Padre y no bajo la sombra de la soberbia del ser humano, la Sabiduría no permite que se haga ningún tipo de injusticias, el conocimiento del hombre sino va acompañado de la sabiduría proveniente del espíritu, es algo que no vale nada, es esta falta de sabiduría espiritual que lo conduce a cometer las peores imprudencias y a cometer los peores errores de los que luego se tienen que arrepentir.
 
A nivel mental también se puede adquirir Sabiduría, pero esta es sabiduría de hombre, a esta clase de Sabiduría, no es de la que se están refiriendo los dos testigos, es de la sabiduría proveniente del espíritu, que es la que nos conecta con nuestro Padre creador, a los filósofos de la antigüedad y a muchos hombres de ciencia que alteran el verdadero conocimiento o la verdadera naturaleza humana también los llamaron sabios, Verdadero Sabio no se le puede llamar a una persona que no se rige bajo las leyes o mandamientos de Dios, existen los sabios a nivel mental que tiene que ver con las cosas de este mundo y existen los sabios espirituales que tan sólo buscan las cosas que son de Dios, por ejemplo Stephen Hawking, es considerado Sabio, pero es un hombre ateo, será sabio para los hombres, pero para el Padre es el peor de los ignorantes: no sabe nada.
 
Una persona Sabia sabe distinguir muy bien entre el bien y el mal, entre lo que está bien hecho y lo que está mal hecho, sabe discernir desde su espíritu y sabe las diferencias existentes entre la luz y la oscuridad, actúa con buen juicio, acaso se le puede llamar hombres sabios a los llamados Padres de la Patria y demás políticos, o a la mayoría de los líderes espirituales que son los que cometen las peores injusticias debido a su codicia y arrogancia, serán hombres sabios aquellos abogados y jueces corruptos que encarcelan a los inocentes y sueltan a los culpables, serán hombres sabios todos aquellos hombres Empresarios, industriales o terratenientes que explotan a los más débiles e indefensos, serán hombres sabios los que se inventan las guerras, pues está muy claro que no son hombres sabios debido a que sus intereses están puestos en las cosas del mundo que tiene que ver con sus propios intereses y no tienen en cuenta para nada las leyes sagradas de Dios para tratar de manera digna y justa a su prójimo.

Quien puede ser tan osado y tan atrevido en afirmar que una persona por muy pobre, humilde e iletrada que esta sea, y que nunca haya pisado un aula de clase, una escuela o una Universidad,  no sea una persona sabia, incluso entre estas personas del común, separadas y discriminadas se encuentran mas sabios que entre los más intelectuales y preparados del mundo, pues ellas si conocen la diferencia entre el bien y el mal, es esta sabiduría natural la que no les permite ser codiciosos como para ir tras las cosas de este mundo, a ellos no les interesa ser los primeros y los vencedores, no les importa para nada estar por encima de los demás pisoteándolos para que los consideren hombres triunfadores, esta gente humilde e iletrada si son verdaderos sabios, hombres y mujeres sabios los encontramos en muchos de nuestros padres y abuelos, que sin estudio alguno lograron sacar adelante a sus hijos, hombres sabios se encuentran en los campos, andan a pie y se les encuentra dentro de los buses del servicio publico, no sentados detrás de un escritorio dándole ordenes a sus obreros u empleados, la sabiduría misma del Padre le permitió revelar: Los últimos irán a ser los primeros, y los primeros serán los últimos y: El Reino de los cielos será para los pobres de espíritu, o sea para aquellos que tienen poco conocimiento de este mundo, sus riquezas no son materiales, son espirituales, estas últimas son las que garantizan la salvación, pues ser pobre de espíritu es ser humilde, sencillo y honesto, ser desprendido, amoroso y justo, no es ser codicioso, soberbio, envidioso, vengativo o egoísta, Jesús lo dejó muy claro cuando dijo: no solo de pan vivirá el hombre, nos hemos olvidado por completo del alimento celestial que ofrece nuestro espíritu.
 
Si somos seres espirituales eternos, entonces necesitamos más de este alimento espiritual para ganar esta eternidad, el cuerpo muere y desaparece, lo que más nos debe de importar son los asuntos de nuestra alma,  necesitamos de alimentarnos con el pan de la vida y los ríos de agua viva, los pobres de espíritu dependen solo de Dios, cada día les trae su propio afán, los pobres de espíritu reconocen que pecaron y su arrepentimiento es sincero, buscan el perdón del Padre de los cielos y de las personas en la tierra a las cuales pudieron haber ofendido.
 
Los hombres que se creen ser muy intelectuales o muy prósperos a nivel económico ignorando el verdadero significado de ser pobre de espíritu a nivel bíblico, estigmatizan a las personas pobres, humildes y sencillas, con el termino: son pobres de espíritu, debido a su pasividad ante las cosas del mundo, debido a que no son codiciosos y no desean sobresalir sobre los demás, son para esta élite, pobres de espíritu, porque no buscan superación personal, porque no les interesa para nada todo lo que concierne a la razón o al intelecto, son pobres de espíritu porque no quieren ser ricos, famosos y poderosos, para estos ignorantes del mundo ellos son superiores a los demás porque conocen muchas cosas de este mundo, los demás son seres negativos y sin aspiración alguna, su corazón está empobrecido, lo que no saben es que el Reino de Dios es para estos pobres de espíritu, ninguna de sus riquezas materiales podrá entrar al reino de los cielos.
 
Muchas de las personas intelectuales cuyo único "dios" es la Razón y su propia inteligencia, aman pero poniendo condiciones, o sea que no saben cual es el verdadero amor, el amor es plenitud, al verdadero amor no se le compra ni se le ponen condiciones, esto debido a que a estas personas les falta la sabiduría que proviene del espíritu, tienen alma pero no verdaderos sentimientos, se están engañando a sí mismos y a los demás, no saben amar desde el corazón, tan sólo saben amar desde su billetera.
 
Cuando se comienza a vivir desde el espíritu, se comienza a vivir con Sabiduría, y ya no se siente tanto apego hacia las cosas materiales que ofrece este mundo, el sufrimiento va desapareciendo porque aprende de que no sólo de Pan vivirá el hombre, se va convirtiendo en una persona muy sencilla y humilde, entre menos cosas materiales se tengan, se van sintiendo más felices y satisfechos, se dan cuenta de que el verdadero amor y la verdadera felicidad, se encontraba dentro de ellas mismas, que la felicidad no dependía de las cosas materiales sino que provenía del mismo espíritu, es muy distinto sentir la vida que desear.
 
Se puede ser muy sabio sin necesidad de haber ido a una escuela o haber leído tan siquiera un sólo libro, la Sabiduría es gratuita y se encuentra dentro de cada ser, es más maravilloso salir al campo, observar el sol o las estrellas, oír el canto de las aves, o ver corres un río, que salir de parranda con sus amigos a beber o a consumir drogas, o perder el tiempo frente a un televisor, salir con los hijos a caminar o contarles historias, es más sabio que comprarles el celular de última tecnología, o la ropa de marca más costosa, hay más hermosura en las cosas más simples creadas por Dios que en las más complejas creadas por el hombre, la naturaleza ofrece los paisajes más hermosos, pero muchas veces ni nos fijamos en ellos debido a que las cosas del mundo nos han absorbido por completo, será que no es más satisfactorio algo que alimenta el alma, el ver por un telescopio las maravillas del cosmos, que ver pornografía, televisión basura, o jugar con el Nintendo en donde se encuentran los mensajes subliminales satánicos que los convierten en seres violentos o los alejan del contacto con sus propios padres o familiares.
 
Dios es el autor de la vida y  de la sabiduría, todo lo que hizo el Padre fue perfecto, es un gran engaño el concepto de la evolución espiritual, el espíritu no necesita de evolucionar porque él ya está evolucionado desde la misma creación, decir que el espíritu requiere de evolución, significaría también decir que la Sabiduría de Dios también necesita de evolución, si no vivimos con sabiduría, ni no sabemos más de nuestro Creador, es debido a que no acudimos a este espíritu en busca de respuestas, vivimos absorbiendo todo el conocimiento de este mundo, y nos perdemos de conocer las maravillas del mundo espiritual, sobrenatural y celestial, el reino de Dios no es de este mundo, por lo tanto estamos transitando por el camino equivocado, la nueva Jerusalén que descenderá del cielo en el fin de los tiempos, es un templo espiritual, no físico.
 
Quien si necesitaba evolucionar, era el sistema de conciencia mental la semilla de satanás en el hombre, esta conciencia mental evolucionó de tal manera que el resultado es esta civilización injusta cruel e infernal junto a su tecnología y todo tipo de mal, cuando este mundo haya desaparecido, se regresará al estado antiguo y más primitivo, el hombre por fin se dará cuenta de que es vivir desde el Espíritu para agradar a Dios, y no desde un sistema artificial para agradar a Satanás, la vida del espíritu se basa en leyes divinas muy precisas y en ellas se encuentra la sabiduría proveniente del Padre, los buenos frutos vienen a través del espíritu y los malos frutos vienen a través del sistema mental, de que sirve tanto conocimiento del intelecto o la razón mental, si este los conduce a la perdición, las leyes de Dios son distintas a las leyes de Satanás, tan sólo quien tenga Sabiduría sabrá la diferencia entre el bien y el mal, las tinieblas de este mundo hacen ver las cosas malas como si fueran buenas, y los asuntos del espíritu los hace ver como si fueran malos.
 
En el principio Dios creó un cuerpo material y luego le dio vida al infundir en él un alma espiritual e inmortal, el hombre no ha evolucionado de ningún mono, si desde el principio no vivimos una vida espiritual, fue debido a una alteración en nuestra verdadera naturaleza, la intervención de Dios en nuestra creación se puede probar de muchas maneras, pero el conocimiento del hombre mental hace que hayan muchos ateos, escépticos  y evolucionistas, nunca se puede hablar de una supuesta evolución espiritual para llegar hasta nuestros tiempos, ni el cuerpo necesitaba evolucionar, como tampoco su espíritu, hay una distancia inmensa entre la naturaleza del mono y la naturaleza humana, como para decir que venimos desde el mono a través de una evolución, el mono fue creado y mono se quedó, no se convirtió en un ser humano pensante, espiritual y sabio, el hombre proviene de Dios, y no gracias a una evolución.
 
El relato bíblico: Dios dijo que el hombre fue creado a imagen y semejanza suya, esto para los evolucionistas significaría que Dios sería un mono, pero está muy claro de que Dios es espíritu y no tiene cuerpo, por lo tanto para identificarnos con nuestro Creador es a nivel de espíritu y no de carne, quien no vive desde su espíritu no es de Dios, como tampoco puede acceder a su sabiduría como para decir que es un ser espiritual, son seres mentales que es una cosa muy distinta, tan sólo el vivir desde el espíritu nos garantiza regresar a la esencia eterna, los seres mentales que no quisieron vivir desde el espíritu para tan sólo servirle a los deseos carnales, no podrán conocer la esencia del Padre, las energías de este universo físico los harán sufrir mucho, debido a su ignorancia, fanatismo y terquedad.
 
El alma es el principio espiritual del hombre, y es a esta alma que hemos olvidado, si somos semejantes al Padre, es tan sólo en lo que concierne al mundo espiritual, Dios es muy claro cuando dice que su reino no es de este mundo, que este mundo es de Satanás, es que todo lo que concierne al cuerpo y sus deseos están relacionados al mundo de las tinieblas, quien no sacrifica su cuerpo no accediendo a las tentaciones, no podrá conocer el reino celestial y espiritual de Dios, Satanás lucha por las almas de los hombres, no por su espíritu que siempre le pertenecerá a Él, un alma perdida es un hijo de Dios perdido, si tan sólo hacemos la voluntad del Padre, y si tan solo vivimos bajo sus preceptos o leyes, podemos estar seguros de que estamos viviendo desde nuestro espíritu, pero si hacemos lo que nos venga en gana, estaremos viviendo desde y para la carne.
 
El barro con el cual fue creado el cuerpo del hombre es nada, lo que lo convirtió en un hombre espiritual, fue el haberle infundado Dios un alma, de lo contrario se estaría aún hablando de tan solo barro, el barro no pudo convertirse en en alma viviente siempre seguirá siendo barrio, en eso nos convertiremos cuando llegue el momento de la muerte, por lo tanto no nos debe de preocupar tanto el cuerpo, ni temer a los que matan ese cuerpo físico, lo que nos debe de preocupar es la salvación del alma, el cuerpo regresará a su estado natural que es el barro, de polvo fuiste hecho y en polvo te convertirás, el alma espiritual no pudo haber aparecido de la materia llamada barro por sí misma, tuvo que haber una intervención divina, a esto se le llama creacionismo y no evolucionismo.
 
El alma no se ve al igual que no se ve el espíritu, pero es innegable que existe tanto el alma como el espíritu, este es el mundo sobrenatural al que se refiere Dios, este es el mundo que no es de este mundo y que es invisible y eterno, Dios no se ve pero existe, los números no se ven pero existen y son la materia prima de la creación, el amor no se ve pero es el eje que mueve y mantiene con vida el mundo espiritual, que por que el ojo humano no pueda ver con sus ojos o tocar algo con sus manos, esto no significa que no hayan cosas que aunque no se puedan ver o tocar, sí existen y son muy reales, el espacio vacío aunque no se ve, existe, porque si no existiese ese espacio vacío no nos podríamos trasladar de un lugar a otro, en ese espacio vacío se encuentra el mismo Universo, este mundo y esta civilización, Dios esencia, y en esa esencia se encuentra todo lo creado por él, el número cero no vale nada para las matemáticas, pero es el gran vacío que logra toda la existencia, Dios creó de la nada, creó a partir de ese gran vacío que para el hombre no tiene ninguna importancia, quien desocupa la mente de todo el conocimiento mundano conocerá a Dios, es a través del silencio y del poco parloteo mental que podemos escuchar a nuestro Creados desde el espíritu, de la misma manera en que observas un foco o una bombilla encendida gracias a la existencia de la electricidad que aunque no se ve, es real, aprende a percibir la luz que se encuentra en tu corazón porque esta es la que te mantiene con vida y también es muy real.
 
Les voy a dar un ejemplo muy sencillo pero ilustrativo: imagina que Dios es una gran hidroeléctrica que permite que a través de un extenso cableado puedan permanecer encendidos 7 mil millones de focos o bombillos, Dios es el generador de dicha energía que en este caso es su propia luz que pasa a través de este extenso cableado, cada uno de estos bombillos es un ser humano, de manera constante se están fundiendo muchos de estos bombillos, esto significa la muerte de muchas personas cada día, por el solo hecho de que estas personas hallan desaparecido o apagado su luz terrenal, no significa que la energía que pasa por el cable también haya desaparecido, pues no es así, la energía continúa pasando a través del cable para poder mantener encendido el resto de bombillos, o mantener con vida el resto de habitantes de la tierra, esta luz es la vida espiritual, el foco fundido se bota a la basura porque ya no sirve, en este caso el cuerpo humano regresa a ser barro, pero la energía que lo mantenía con vida gracias a que generaba luz, aún continúa en el cable que viene desde la hidroeléctrica que lo genera que es Dios, por lo tanto lo espiritual no desaparece porque es eterno e indestructible, la luz es eterna, esto tan sólo le sucede a quienes viven desde el espíritu, que viven desde la luz de nuestro Creador, los bombillos fundidos son reemplazados por unos nuevos, estos representan los nuevos nacimientos y la historia se repite una y otra vez.
 
Si una persona no tiene luz natural debido a que no vive desde su espíritu que es el que genera la luz verdadera que alumbra este mundo, se puede afirmar que aunque este ser viva en realidad está muerto a nivel espiritual, es un foco o bombillo fundido porque no está adherido al cableado que proviene de Dios, su luz es falsa y es artificial.
 
El que una persona se supere, estudie, se desarrolle y triunfe para  creerse luego de que es mejor que los demás y por este motivo pueda abusar de la ignorancia o el poco entender de otras personas para considerarlas sus esclavas, no significa para nada que esta persona sea evolucionada, es un muerto en vida, es una persona que de mucha urgencia requiere de profundizar en las cosas de Dios, podrá ser un hombre exitoso, un triunfador para Satanás, pero para Dios no es nadie, la inteligencia humana ha cometido los peores errores y las mayores injusticias y crueldades a través de toda la historia de la humanidad, Hitler el monstruo Nazi Alemán era un hombre muy inteligente para crear todo tipo de maldad, de esta clase de personas inteligentes hay muchos en el mundo, libranos señor, es preferible tener a nuestro lado a cien mil seres ignorantes e iletrados, pero humildes, sencillos, honestos y espirituales, que tener tan solo un ser intelectual, o persona muy inteligente de esta calaña, la inteligencia debe de ir acompañada de la sabiduría espiritual para que de buen fruto, de lo contrario esta inteligencia de hombre soberbio que se cree Dios, genera toda clase de injusticias y males que perjudican a la humanidad.
 
Toda la humanidad cree que son personas espirituales, o esto se lo han hecho creer, por el simple hecho de que todas ellas tienen un espíritu, pero la realidad es que si no se vive desde ese espíritu, si no se hacen las cosas que son de Dios, entonces estas personas son mundanas no espirituales, han sido engañadas, el realizar actos a través del intelecto o de la razón, o el usar los pensamientos positivos para desarrollarse en la vida, no los hace seres espirituales, el mundo espiritual está basado en la justicia, el amor desinteresado y la igualdad, está basado en la sencillez. la humildad, la honestidad y la compasión, está basado en el desapego hacia este mundo, está basado en la nobleza y la sinceridad, esto prueba de que en este mundo son muy pocos los verdaderos seres espirituales, debido a que el egoísmo, la codicia, la envidia, el rencor, el maltrato, la violencia, las injusticias, la avaricia, el orgullo, la prepotencia o la soberbia en los hombres es el pan de cada día, estos no son atributos espirituales, son mancha y pecado proveniente de un cuerpo deseoso de cosas que tan sólo los conducen a apartarse de Dios y de sus leyes, ya no existe la amabilidad ni la compasión, el verdadero amor desinteresado desapareció de la faz de la tierra.
 
Cambiar nuestra manera de pensar para agradar a Dios convirtiéndonos en hombres nuevos, nada tiene que ver con la evolución espiritual, esto significa regresar a nuestra verdadera fuente, es buscar lo que no encontramos en este mundo, como la paz y la felicidad permanente que tanto necesitábamos, en el mundo espiritual en donde se encontraba el verdadero goce y alegría de vivir, sin necesidad de estar atados como esclavos al consumismo de este mundo material que tanto nos hacía sufrir.

Quienes deseen vivir una vida santa y perfecta, una vida celestial y sobrenatural deben saber que la vida de la carne está basada en las energías duales y los deseos, y que la vida del espíritu está basada en la esencia y la plenitud.
 
Dios es espíritu y jamás sale de su estado natural, por lo tanto es esencia, Satanás es espíritu salido de la esencia creadora y se hizo ángel caído, por lo tanto su espíritu inmundo quedo con forma de energía, ningún tipo de energía, ni del hombre ni de Satanás y sus demonios podrá regresar a la esencia del Padre.
 
El ser humano después de su caída quedó con dos conciencias, dos voluntades, dos naturalezas y dos maneras distintas de pensar, la una mental basada en energías duales y la otra de esencia espiritual, la carne creada a partir del barro, es necesaria para que habite en esta, él espíritu o alma, debe de ser el templo viviente de Dios, y no un recipiente de basura en el cual se le deposita todo tipo de desperdicios venidos desde el mundo creado por satanás.
 
Después de lo expuesto en la primera parte, debo decir que la vida espiritual es distinto a vida carnal, y que el mundo terrenal es distinto al mundo celestial, la carne crea las guerras, conflictos, separaciones, injusticias, debido a la codicia, el egoísmo, los deseos de la carne destruyen a la misma carne y destruyen la vida de las personas que se encuentran a su lado, es el caso de los jugadores, de los ebrios, de los drogadictos, no tan sólo se están destruyendo a si mismos sino que le hacen también mucho daño a sus familiares y a gran parte de la sociedad, la vida espiritual, está basada en el espíritu y no en la carne, vida espiritual es igual a vida Cristiana, vida espiritual es vivir en Dios y para Dios, si deseamos ser guiados por nuestro Padre, debemos acudir a nuestro espíritu, no cediendo a las tentaciones de la carne, vida espiritual, es vida interior, vida buena, vida de pureza y perfección, las revelaciones venidas de parte Dios son revelaciones espirituales por que él no es carne como para ser hombre y mentir, si envió a su hijo con forma de hombre con un cuerpo, fue para que venciera el pecado que habita en ese cuerpo, su espíritu era santo y sagrado, limpio, puro y sin mancha como lo es el Padre.
 
En el siguiente pasaje bíblico nos podemos dar cuenta de que la vida material poco importa para Dios,que lo que más relevancia tiene es la vida espiritual:
 
Mateo 19:21
Jesús dijo: Si quieres ser perfecto, ve y vende todo lo que posees y repártelo entre los más pobres, de esta manera podrás tener tesoro en los cielos, y ven sígueme.
Esto significa abandonar las cosas materiales de este mundo, no vivir según los deseos de la carne.
 
También Jesús dijo:
Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme.  
 
Los líderes espirituales del momento, creen que el cristianismo debe de evolucionar de igual manera en que evoluciona este mundo, por esto lo llaman el cristianismo del siglo 21, del cristianismo original y primitivo no quedó ni el rastro, Dios es el mismo ayer, hoy y siempre, el mundo espiritual no cambia, siempre sigue siendo el mismo, el mundo espiritual no evoluciona porque siempre ha sido perfecto y santo, de esta evolución se valen los impostores para conseguir inmensas fortunas personales, estos líderes viven para los deseos de la carne debido a su codicia, no son seres espirituales, pero sus fanáticos los creen muy santos, honestos y correctos, son lobos vestidos de ovejas.
 
Veamos lo que significa negarse a sí mismo, tomar la cruz y seguir a Jesús:
 
Galatas 5:24-25
Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos, si vivimos por el espíritu, andemos también por el espíritu.
 
Es muy claro, debemos crucificar o morir a las tentaciones de este mundo y esto incluye el no ser codicioso que es la raíz de todos los males, si vivimos desde nuestro espíritu caminemos también según ese espíritu, nada de las cosas del mundo nos deben de apartar de las cosas que son de Dios y que son espirituales y no carnales, por que Dios no es carne, como para agradarlo según nuestra carne, A Dios se le sirve y se le adora de espíritu, en los planes de Dios estaba el que la carne de su hijo Jesús fuera crucificada para poder vencer al pecado de esa carne, Según los planes de Dios Jesús vino para ser crucificado en su cuerpo, esto simboliza el cuerpo pecador de cada uno de los hombres sobre la tierra, de la manera no tan salvaje como lo hicieron con Jesús, Dios nos da la oportunidad de vencer las tentaciones como lo hizo su hijo, y de esta manera estaremos venciendo al mundo con una carne crucificada o muerta al pecado, siendo no pecadores vamos tras el rastro de Jesús que nos conduce a la salvación.
 
No es tan malo rechazar las cosas de este mundo, lean muy bien lo que nos ofrece Dios si logramos vencer este mundo, no viviendo desde la carne, sino desde nuestro espíritu:
 
Santiago 4:7
Someteos a Dios, resistid al diablo, y este huirá de vosotros.
 
Apocalipsis 2:10
Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
 
Apocalipsis 2:7
Al que venciere este mundo yo le daré de comer del árbol de la vida, que está en medio del paraíso de Dios.
 
Apocalipsis 2:11
Al que venciere este mundo, no recibirá daño alguno, en la segunda muerte.
 
Apocalipsis 2:17
Al que venciere este mundo, yo le daré de comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en escrito en ella un nombre nuevo que no lo conoce sino el que lo recibe.
 
Apocalipsis 2:26
Al que venciere este mundo, y hubiere guardado mis obras hasta el fin, yo le daré potestad sobre las gentes, y las regirá con vara de hierro, y le daré la estrella o el lucero de la mañana.
 
Apocalipsis 3:5
Al que venciere este mundo, será vestido con vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.
 
Apocalipsis 3:12
Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá afuera, y escribiré sobre él, el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo de mi Padre, con mi nombre nuevo.
 
Apocalipsis 3:21
Al que venciere este mundo, yo le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.
 
Jesús venció este mundo y está al lado de su Padre, y nos invita a que nosotros también venzamos este mundo, veamos porque Dios nos hace tal invitación: 
 
2 Corintios 4:4
En los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no puedan ver el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.
 
Mateo 13:22
Las preocupaciones del mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra de Dios, y se queda sin dar fruto.
 
Juan 12:31
Ya viene el juicio para este mundo; ahora el principe de este mundo será echado fuera.
 
Satanás es el creador y el gobernante absoluto de este mundo, todo lo que hay en él es creado para ser deseado incluyendo la tecnología, Dios jamás a sido el creador de las cosas de este mundo infernal, por este motivo nos invita a que lo venzamos, pues este mundo tan sólo le da satisfacción a la carne, en este mundo no hay nada bueno que alimente al espíritu, por este motivo es tan importante acudir a la soledad para conversar con nuestro Padre.
 
¿Para que se vence este mundo?
 
Hechos 26:18
Para que abras tus ojos a fin de que vuelvas de la oscuridad a la luz, y del dominio de Satanás al dominio de Dios, para que recibam, por la fe en mí, el perdón de los pecados y la herencia entres los que han sido santificados.
 
¿Que le espera a Satanás el amo y creador de este mundo en el fin de los tiempos?
 
Apocalipsis 20:2
Prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años.
 
¿Que le espera a los hombres que no quisieron vencer este mundo a pesar de las advertencias?
 
Mateo 25:41
Entonces dirá también a los de la izquierda: apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles.
 
Bien que vale vencer este mundo, los dos testigos no están narrando una novela de ficción, es algo muy real que irá a suceder muy pronto, por este motivo hacen mucho hincapié, en decir que vivir desde y para la carne es muy distinto que vivir desde el espíritu, quienes viven desde el espíritu producen frutos de salvación eterna, mientras que quienes viven desde y para la carne, están sembrando frutos de perdición, quien vive desde la carne vive para Satanás, y quien vive desde el espíritu vive para Dios.
 
Veamos lo que dice la biblia al respecto: 
 
Galatas 5:16-26
Las obras de la carne y las obras del espíritu:
Digo, pues: Andad en el espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne, porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
 
Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley, porque manifiestas son las obras de la carne que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, codicia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, corrupción y cosas semejantes a estas, acerca de las cuales os amonesto, como ya os he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
 
Más el fruto del Espíritu, es distinto al fruto de la carne, el espíritu produce:
amor, gozo, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley, pero los que son de Cristo HAN CRUCIFICADO LA CARNE CON SUS PASIONES Y DESEOS, si vivimos por y en el espíritu, andemos también en el espíritu. 

 

Viviendo en el Espíritu podemos vencer a las tentaciones de la carne, sus deseos y sus pasiones, porque los que son de Cristo han logrado vencer la codicia hacia las riquezas materiales de este mundo, han crucificado sus deseos y pasiones, quienes no viven desde el espíritu, no caminan en el espíritu de Dios, solo buscan la satisfacción de su cuerpo, Aunque tenemos un cuerpo llamado carne, no vivamos según los deseos de esa carne, esto va en contra de las cosas que son del espíritu.

 

Dios condena el vivir tan solo desde y para la carne.

 

Romanos 8:3

Pues lo que la ley no pudo hacer, ya que era débil por causa de la carne, Dios lo hizo: enviando a su propio hijo en semejanza de carne de pecado y como ofrenda por el pecado, y condenó al pecado que se encuentra en la carne.

 

En Romanos 8 también podemos leer:

No deben de vivir según la carne, sino conforme al Espíritu, porque los que viven conforme a la carne piensan en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, piensan en las cosas del Espíritu, porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida, alegría y es paz, la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no están sujetos a las leyes de Dios; por esto los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

 

Somos deudores, no de la carne, para que vivamos conforme a la carne, porque si vivís conforme a la carne, moriréis, mas si por el espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

 

La recompensa para bien o para mal:

 

El que vive en la carne recibirá la muerte como paga, pero si decides caminar por el Espíritu, tendrás que hacer morir las obras de la carne y vivirás.

 

Ustedes sin embargo, no están bajo las leyes de la carne, sino bajo las leyes del Espíritu, si es que el Espíritu de Dios habita en ustedes, sin embargo, el que no tiene el Espíritu de Cristo no es de Él.

 

Los que andan en el Espíritu, han crucificado la carne, esto quiere decir que han vencido al mundo creado por Satanás porque no se someten a los deseos de la carne, se puede decir que es un ser espiritual y un verdadero Cristiano, pero los que andan según la carne no pueden agradar a Dios, por lo tanto, así su boca diga que es Cristiano, lo siento mucho, no lo eres, te estás engañando a ti mismo, quienes viven en el espíritu, viven en constante pureza, perfección y santidad, se sabe que una persona es espiritual, cuando esta tan sólo produce buenos frutos, es compasiva con los demás, no es codiciosa, ama de manera desinteresada, no maltrata a su pareja ni a sus hijos, su rostro se le ve lleno de paz y serenidad, y tan sólo busca agradar a Dios a través de su buen y ejemplar comportamiento.

 

El cuerpo vive una constante guerra con el espíritu, muchas veces hacemos las cosas que no queremos hacer y que nos hacen daño a nosotros mismos y a los demás y las que queremos hacer y que nos sirven para el bien, no las hacemos, esto es debido a esta guerra permanente entre el bien que se encuentra en el espíritu y el mal que habita en el cuerpo, vivimos pasando del espíritu a la carne y de la carne al espíritu, somos tibios no buenos cristianos, debemos ubicar nuestra residencia fija y permanente en el espíritu y olvidarnos de nuestro antiguo lugar de residencia, si deseamos que Dios salve nuestra alma.

 

En esos momentos puedes estar muy contento por que habrás nacido de nuevo, serás un hombre renovado, la vieja naturaleza habrá sido vencida, ahora podrás pensar con toda claridad y tus preocupaciones habrán desaparecido, no te preocupes si no te conviertes en un santo de la noche a la mañana, la lucha feroz entre la carne y el espíritu continuará, aún los elegidos del Señor se sienten tentados por las cosas de la carne, no te desanimes continúa esta lucha entre el bien y el mal hasta el final, El espíritu Santo de Dios te ayudará para que triunfes de manera definitiva.

 

Este mundo nos programó para ser personas carnales o mentales, no para ser personas espirituales, por lo tanto si logramos vencer este mundo estaremos borrando el programa instalado por Satanás para alejarnos de nuestro verdadero Dios y Creador.

 

Una computadora programable llamada mente.

 
Los seres humanos están muy lejos de comprender el verdadero motivo que tuvo Dios al crearnos, nos creó con el fin de que pudiéramos tener una experiencia espiritual y no una experiencia mental o carnal, Dios se opone a que el hombre experimente las pasiones y los deseos desordenados de este cuerpo,  
 
Satanás vio cumplido su plan cuando  utilizó nuestro cuerpo y nuestra alma, para poder construir este mundo o reino de tinieblas en donde sus habitantes vivieran apartados de su verdadero Dios y Creador, el reino de Dios no es materialista, como tampoco es consumista, codicioso, ni egoísta, el reino de Dios no está basado en tecnología, riquezas, poder o distintas clases sociales, en el reino de Dios no existe democracia, monarquías, socialismo, como tampoco comunismo, el Socialismo creado por el hombre para nada se parece al socialismo verdadero a nivel celestial.
 
El sistema de conciencia mental hizo del hombre, robots o maquinas biológicas, llegó la enfermedad y se acortó el tiempo en la duración de la vida, la conciencia artificial mental continuó su expansión, de igual forma en que se expande el Universo, la mente cada día se transforma y se inventa nuevas maneras de hacer el mal, entre más se expanda la conciencia mental hacia el cosmos, el hombre sobre la tierra tendrá más conocimiento y creará tecnología aún mucho más avanzada, debido a que estará más conectado a los dioses paganos que les transmitirán más maneras de como apartarse de su verdadero Dios y del como ser felices con las cosas novedosas que ofrece este mundo.
 
Las creaciones del sistema mental, aunque ofrecen muchas supuestas comodidades, destruye al planeta tierra en todas las modalidades y esclaviza a gran parte de la humanidad, el desarrollo y la tecnología son muy buenos para crear fortuna o riquezas, pero es muy malo para los verdaderos hijos del Padre Celestial, que son los que les toca sufrir toda clase de crueldades e injusticias, la sabiduría del Padre no permitirá que se continúe destruyendo su creación, por este motivo no permitirá que el hombre continúe creciendo en conocimiento para crear más tecnología o industria asesina.
 
Ningún ser humano se ha imaginado, el como sería su vida si no estuviese de por medio el sistema de conciencia mental artificial el cual está lleno de creencias basadas en doctrinas de demonios, no se imaginan vivir basados en su propia naturaleza, no se alcanzan a imaginar la inmensa inteligencia y sabiduría que comenzaría a fluir desde su interior si se decidieran a regresar al espíritu que los vio nacer, el hombre no experimenta el mundo celestial porque son más fuertes los deseos hacia todo lo carnal, el programa que ofrece este mundo, le ha robado la originalidad a la raza humana, una originalidad proveniente del Dios del amor, la justicia y la igualdad, los sentimientos y las emociones de esta raza alterada, no son naturales, son sentimientos y emociones artificiales que cambian o se modifican a cada instante, en ellos no existe la plenitud, ni la permanencia, porque hoy aman y mañana están odiando y maltratando a las mismas personas que dicen amar.
 
El verdadero amor no está hecho de energías conocidas por el hombre, un amor verdadero no debe de cambiar o alterarse para luego convertirse en odio, la plenitud es el todo, es esencia, es pureza, es santidad, en lo celestial no existen tinieblas, por lo tanto el verdadero amor que nace en el espíritu ama, ayer, hoy y siempre de la misma manera, no se transmuta, ni sufre alteración alguna, el amor que cambia es un falso amor es un amor carnal mental, es el engaño de Satanás, es una luz artificial, en la esencia no existe la polaridad de energías existente en el mundo físico debido que a que en la esencia no hay materia, es un misterio invisible que no podemos ver pero que si podemos experimentar, el verdadero amor nace en la esencia, por lo tanto no está hecho de energías, se le encuentra en todas las partes del cosmos y a la misma vez porque este amor es el todo y es Universal, quienes dicen que Dios es energía están en el mayor de los errores, Dios es esencia creadora infinita y jamás cambia de parecer por que en el no existe la dualidad.
 
Satanás quiso ser como Dios pero nunca lo pudo lograr, es muy distinto ser un Dios de esencia que sostiene su propia creación, a unos dioses falsos que lo único que pueden hacer es alterar, cambiar o modificar lo ya creado, es distinto ser un Dios de esencia que falsos dioses hechos de energías, los atributos del verdadero Dios eterno, no los pueden copiar los demonios aunque traten de imitarlos, por que en los atributos del verdadero Dios hay plenitud y perfección, mientras que en las obras de las tinieblas existe la variación permanente entre el bien y el mal, estas entidades nunca podrían crear un mundo en donde sólo se obrase el bien debido a su naturaleza dual, en ellos no existe la unidad, por lo expuesto, el ser humano del momento está hecho a imagen y semejanza de los antiguos dioses manipuladores y no a semejanza del verdadero Dios, porque los deseos de la carne son superiores  y más fuertes que la verdadera naturaleza espiritual que habita en ellos, esto continuará de la misma manera hasta que el amo y señor de este mundo sea derrotado y encadenado por mil años, por estos mil años, los seres humanos gozarán de plena libertad sin el estorbo del sistema de conciencia mental que invitaba a obrar el mal.
 
Si hay apego hacia las cosas materiales, hay sufrimiento, hay apego hacia las cosas de este mundo debido a las energías mentales, si se viviera desde el espíritu no existirían los apegos debido a que la esencia no desea las cosas que se ven y tienen forma, tan solo se desean las cosas que son de Dios y estas son espirituales, sé es de verdad un ser libre desde la esencia, no existe libertad desde el mundo de las energías, Satanás nos "creó" (manipulación de lo original) con un sistema de conciencia falso basado en energías, de ahí que los hombres deseen todo lo que tiene forma y que está diseñado con el mismo tipo de energías, lo similar atrae a lo similar, si viviéramos desde el espíritu vendrían a nosotros los atributos propios del espíritu provenientes de Dios.
 
Todo lo creado por Dios tiene forma de energía, esto no significa que Dios sea energía, porque Dios crea a partir de la nada, y la nada no contiene ningún tipo de energía, la esencia creadora no tiene ninguna forma porque es vacío y lo cubre todo, los pensamientos venidos del espíritu no tienen forma y lo cubren todo porque son esencia, estos pensamientos puros y perfectos nos hacen vivir una vida santa y perfecta, se siente en lugar de creer, se vive por fe en lugar de estar practicando doctrinas de demonios, mientras que los pensamientos de la mente si tienen forma y se reciclan de manera constante porque están hechos de energías, estos pensamientos son los que nos hacen apegar a las cosas de este mundo y son los que nos hacen sufrir, los pensamientos de la esencia son un constante fluir de vida basada en la totalidad y la plenitud, las experiencias venidas del Padre son más que gratificantes.
 
Los pensamientos hechos de energía son los que destruyen el paraíso creado por Dios al cual llamamos tierra, lo que era natural en un principio se convirtió en un campo de batalla y en un basurero infernal, Dios no creó este mundo, Dios no creó el internet ni las redes sociales, Dios no creó el twitter, ni los celulares, Dios no creó la pornografía, ni la trata humana, Dios no creó este mundo económico capitalista basado en el consumismo, como tampoco Dios creó a las modas y modelos y mucho menos los reinados de belleza o el fútbol de élite, ni creó a las celebridades o famosos, Dios no creó el sufrimiento, ni las injusticias, todas estas cosas son obra de Satanás usando  los pensamientos del hombre mundano y carnal, Satanás creó este mundo para que fuera deseado desde el sistema de conciencia mental o carnal y de esta manera hacer perder muchas almas.
 
A pesar de los grandes desastres que ocasiona el vivir desde la carne, las personas no quieren abandonar este mundo, prefieren continuar teniendo una experiencia de tinieblas en lugar de experimentar el mundo espiritual de la luz, el reino de Dios les parece un cuento de ficción porque para ellos es más practico gozar de manera pasajera de lo que pueden ver, oler o tocar, que vivir el mundo sobrenatural e invisible que para estos mundanos y paganos no tiene ningún valor.
 
Jesús nos dejó la gran enseñanza hace más de dos mil años de como era vivir desde el espíritu, pero la mayoría de nosotros no entendimos este mensaje, y a la mayoría de los líderes espirituales falsos tampoco les interesa hablar del tema, duermen a sus creyentes mediante historietas de guerras sangrientas narradas en el antiguo testamento en lugar de predicar el reino de Dios que es de esencia y es espiritual, no mundano ni carnal, más bien se inventaron el evangelio de la prosperidad económica para apegar mucho  más a sus ingenuos creyentes a este mundo material de esclavitud, se preocupan más por los dichosos pensamientos positivos para atraer riquezas en lugar de vivir por fe.
 
En la conciencia artificial se encuentran los pensamientos que planean guerras, masacres y barbaries, en esta falsa conciencia se encuentran todas las religiones falsas del mundo, esta conciencia creada por Satanás vuelve adictos a las drogas, a la pornografía, al juego o a las bebidas embriagantes a muchos seres humanos, con esto Satanás logra destruir sus vidas, en los pensamientos provenientes de la mente, se crean las conspiraciones, las mentiras, los engaños y las manipulaciones, dentro de este sistema de conciencia mental creado por Satanás, se guardan los mayores secretos de las logias y grupos oscuros, gracias a este sistema infernal es que una élite privilegiada puede controlar al mundo, la mente es la que planea robos y estafas, crea guerras, conflictos y separaciones, esta mente viola y asesina niños, esta mente es corrupta y es asesina, es injusta y también es muy cruel.
 
Tan sólo se requiere de unas pocas mentes perversas, y este mundo habrá desaparecido en su tercera parte, un pensamiento oscuro puede cometer una gran masare en cuestión de segundos, así de fuertes y de poderosos son los pensamientos mentales, no importando si estos son positivos o negativos, una sola mente se inventó las drogas alucinógenas, y estás han acabado  o destruido la vida de millones de personas en el mundo en menos de 30 años, una sola mente se inventó la bomba atómica, una sola mente creó el internet, luego vinieron los avances y las modificaciones por parte de otras mentes, así se construye una civilización injusta y muy peligrosa cuyo único autor es Satanás.
 
Las mentes están programadas desde la niñez para desear las cosas de este mundo, no hay escapatoria, la televisión, la radio o y el Internet te dicen que debes de vender y que debes de comprar, tu vendes, ofreces y yo te compro, tu lo fabricas y yo te lo consumo, no importa si es pornografía, licor o drogas, no importa si es ropa de moda o entretenimiento, todo lo que se hace en este mundo tiene una gran demanda, no les importa un bledo sí lo que están comprando o consumiendo los conduce a la perdición de su alma, lo importante es satisfacer al cuerpo, la mente es adicta por naturaleza.
 
La verdadera naturaleza humana, no permite ser a una persona codiciosa o corrupta, no permite traficar con drogas o consumirlas,  no permite traficar con seres humanos, la verdadera naturaleza humana no permite ninguna clase de injusticias o desigualdades, como tampoco permite maltratar o matar, así de simple es la verdadera espiritualidad del hombre.
 

 

La espiritualidad no es una moda, es un estilo de vida natural que jamás a cambiado desde los primeros tiempos, la espiritualidad no crea civilizaciones,  la espiritualidad es sencilla y es muy humilde.

 

 

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.