Los mandamientos del fin del mundo los          cuales deben de ser cumplidos al pie de la            letra si es que deseas salvar tu alma.

 

 

Para los violentos y delincuentes.
 
No matarás.
 
No cometerás masacres ni homicidios.
 
No traficarás con Drogas.
 
No traficarás con seres humanos.
 
No traficarás con órganos humanos.
 
No violarás.
 
No robarás.
 
No estafarás.
 
Para los Políticos y empleados públicos.
 
No serás un corrupto.
 
No darás discursos falsos.
 
Cumplirás con todo lo que prometes.
 
No te robarás los dineros del pueblo.
 
Para los gobernantes y fuerzas militares.
 
No harás Guerras.
 
No matarás, torturarás, ni desaparecerás a persona alguna.
 
No harás falsos Positivos.
 
No conspirarás.
 
Para los líderes espirituales.
 
No cobrarás diezmos, ofrendas, dádivas o primicias.
 
No violarás niños, ni te acostarás con las esposas de tus creyentes, ni con ningún otro miembro de la comunidad.
 
No harás riquezas sobre la tierra.
 
No engañarás, ni manipularás a tus creyentes.
 
Para los creyentes.
 
Amarás a Dios sobre todas las cosas.
 
No practicarás la Idolatría.
 
No darás diezmos, primicias u ofrendas a ningún falso y codicioso líder espiritual.
 
No practicarás la hechicería ni la brujería.
 
No dirás el nombre de Dios en vano.
 
Santificarás las fiestas.
 
Para los adictos que tienen malos hábitos.
 
No practicarás relaciones homosexuales.
 
No cometerás actos impuros.
 
No consumirás drogas.
 
No consumirás bebidas embriagantes.
 
No serás adicto a los juegos de azar, no visitarás casinos.
 
No jugarás al baloto ni a la lotería.
 
Para las parejas.
 
No maltratarás a tu pareja ni a tus hijos.
 
No cometerás adulterio.
 
Para los abogados, jueces y fiscales.
 
No meterás a la cárcel a los inocentes, los juicios deben de ser justos.
 
No conseguirás testigos falsos para ganar sus pleitos.
 
Para las celebridades.
 
No cantarás música subliminal.
 
No incentivarás a las malas costumbres, ni a tener relaciones sexuales pervertidas.
Para los ricos y poderosos.
 
Compartirás tus inmensas riquezas con los más pobres y necesitados.
 
Varios.
No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
 
No serás codicioso.
 
No serás mentiroso, engañador, ni manipulador.
 
No cometerás ninguna clase de injusticia.
 
No serás soberbio ni altanero.
 
No serás avaro.
 
No fornicarás.
 
No serás lascivo ni lujurioso.
 
No crearás enemistades, disensiones, pleitos ni contiendas.
 
No crearás separaciones ni discriminarás.
 
No serás racista.
 
No serás envidioso, soberbio, ni vengativo.
 
Honrarás a tu Padre y a tu Madre.
 
No practicarás orgías.
 
No darás falsos testimonios.
 
No verás pornografía.
 
No te masturbarás.
 
No irás a conciertos en donde tocan música subliminal.
 
No irás a ver partidos de fútbol profesional de élite.
 
No debes llegar hasta la irá.
 
No serás un perezoso, ni holgazán.
 
No ofenderás, odiarás, ni abusarás de tu prójimo.
 
No tendrás pensamientos inicuos.
 
No codiciarás los bienes ajenos.
 
No serás un glotón.
 
Para los Empresarios, Industriales y terratenientes.
 
No harás de tus obreros o empleados tus esclavos.
 
No explotarás a tus empleados con salarios de hambre.
 
No abusarás de tus empleados haciendo que estos trabajen horarios muy extensos.
 
No acosarás de manera sexual a ninguno de tus empleados.
 
 

 

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.