Se abren las puertas del fin del mundo.

 
                           2016 Gregoriano  -  5776  Hebreo:
                             
                             El gran año de la luz de Lucifer.
                         
 
                            El comienzo del fin de los tiempos.
 
1 Corintios 15:24
Entonces vendrá el fin, cuando Jesús entregue el reino a Dios el Padre, luego de destruir todo dominio, autoridad y poder, porque es necesario que Cristo reine hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies, todo habrá quedado sometido a su dominio.
 
La piramide Illuminati que anuncia el fin del mundo mide 5776 pulgadas de altura, que no son otra cosa que el año 5776 Judío, el mismo año 2016 Gregoriano.
 
A partir de mediados del año 2016 queda culminada la gran obra luciferina, es cuando se manifiesta de manera física el enviado de Satanás con todo su esplendor, de este momento en adelante este viejo mundo comenzará a ser destruido en su totalidad, la agenda esotérica incluye la desaparición forzada de la tercera parte de la humanidad, el portador de la luz de lucifer gobernará por 42 meses o 1260 días que son  lo mismo que tres años y medio, este corto pero muy maligno gobierno se llamará: El Nuevo Orden mundial.
 
Para toda la humanidad este evento no será otra cosa que el tan temido fin del mundo, pero es necesario que esto ocurra para que pueda regresar Jesús a reinar sobre todas las Naciones.
 
Un fin y un nuevo comienzo está a punto de comenzar, todos los hombres sobre la tierra deben de estar preparados, no todos se salvarán de esta gran destrucción y de este gran magnicidio que se avecina, la linea del tiempo desde los tiempos de Adán están pronto a culminar.
 
La Gran Pirámide de Giza en Egipto era un reloj o una maquina del tiempo, al igual que la piramide del dolar Americano con su simbología muy siniestra, los plazos proféticos ya se vencieron, tan sólo le queda al hombre sobre la tierra arrepentirse y comenzar a orar al Padre por su protección, ya lo que tenían que decir los dos testigos del apocalipsis 11, lo dijeron, pero los incrédulos de este mundo decretaron también ya su fatídico destino, estos enviados de Dios ya no le insistirán más a los mundanos de esta civilización pagana, maligna y perversa, terminarán su misión al lado de los más sencillos y humildes elegidos por el Señor, llevarán el mensaje de salvación en medio de mucho sufrimiento, pobreza y dolor, a los lugares más apartados, reunirán a las comunidades desprotegidas e ignoradas para que se preparen para el gran día de Dios el Creador.
 
Ya el cosmos al igual que la tierra están preparadas, a los tiempos del fin se les ha cumplido el plazo, el cumplimiento de las profecías bíblicas es todo un hecho, todo sucederá como lo anunciaron los dos mensajeros del cielo,  pronto comenzará la ciega, El Padre separará a la semilla mala de la buena, los unos irán al cielo y los otros arderán en el fuego del infierno por mil años.
 
Si creyeron que los dos testigos eran dos mendigos enviados por Dios se equivocaron, estos no tenían riquezas materiales, pero eran los hombres más ricos de este mundo, las riquezas espírituales superan a las riquezas materiales, las primeras harán que se pierdan muchas vidas y muchas almas en el fin de los tiempos, y las segundas harán que se salven para la vida eterna, se pueden quedar con lo poco o lo mucho que pudieron haber aportado para los planes de Dios pero que no lo hicieron, haber si estas cosas materiales los pueden salvar ante los eventos apocalípticos que se avecinan, los dos enviados de Dios intercederán de día y de noche ante el Padre por la vida y las almas de las pocas personas de fe que sí colaboraron con tan poco agradecida misión venida de los cielos para que se pudieran salvar muchas vidas.
 
Como recomendación, es muy importante que la humanidad que desee ser salva, permanezca bajo la gracia de Dios, y que oren con mucha fe para que descienda sobre ellos el poder protector del Espíritu Santo, y eviten por todos los medios hacer cualquier tipo de mal o injusticia, este mundo está bajo el poder del maligno, ya las huestes de maldad están descendiendo sobre la tierra por millones para reunirsen para lo que será la batalla final entre el bien y el mal, no hay tiempo extra para el arrepentimiento y la conversión, es ahora o nunca, Jesús no irá a aplazar su regreso, sus tiempos son estos tiempos, no habrán más tiempos aparte de los revelados por los dos testigos del Apocalipsis 11.
 
Las guerras proféticas están pronto a comenzar, el Islam en su parte terrorista, encenderá la hoguera para lo que será el comienzo de la tercera guerra mundial, los falsos Judíos despertarán, será el final, en el Vaticano sucederá lo que nadie espera: la bestia 666 es espíritu 666, tangan muy presente esta revelación, no se dejen engañar.
 
La gran obra luciferina construirá su templo sobre las ruinas y las cenizas del viejo mundo, los falsos cristianos que con falsas palabras dicen ser cristianos, son aliados del Vaticano, los Judíos y los Musulmanes, los grupos secretos pronto comenzarán su agenda oscura e infernal, usurparán a Cristo pero este los desenmascarará.
 
Las puertas de los demonios fueron  abiertas, los hombres serán tentado con mayor intensidad, tan sólo aquellos que logren vencer este mundo tendrán su recompensa por parte de Dios, piensen en el rapto, piensen en sus vidas, piensen en sus hijos y familiares, oren por su protección y por su salvación, este barco llamado mundo pronto se comenzará a hundir.