Inspiración Divina de los dos testigos: La vida en el Espíritu.

 
Sí deseas ser salvo en el fin de los tiempos, esta revelación es para ti.
 
Romanos: Vivir desde el Espíritu y no desde el cuerpo físico.
 
Biblia: Dios es Espíritu.
 
Apocalipsis: Lo que dice el Espíritu de la que ha suceder muy pronto.
 
El Espíritu Rubén López revela los números del fin del mundo.
 
A Dios se le debe de adorar desde el espíritu.
 
Los siete dones del espíritu Santo.
 
El mensaje de Jesús: vivir desde el espíritu.
 
Ninguna riqueza material entrará al reino de los cielos.
 
Los únicos que serán salvos, serán aquellos que logren vencer al mundo, esto quiere decir quienes vivan desde el espíritu, NO deseando las cosas de este mundo.
 
El Evangelio de la prosperidad económica de las Iglesias cristianas al servicio de lucifer, es doctrina de demonios, las grandes fortunas adquiridas por los impostores que se hacen llamar Pastores les llegan a través de Satanás, no de parte del verdadero Dios y creador que dice: si quieres ser perfecto, ve y vende todo lo que tienes, repártelo entre los pobres, y ven sígueme, como también le dice a sus discípulos, evangelicen al mundo llevando tan sólo una túnica, no lleves dinero alguno.
 
Al verdadero Dios y Creador nadie lo ha visto, porque este es Espíritu.
 
La vida espiritual:  ninguna persona así diga que es cristiana, puede considerarse un ser espiritual sino vive desde su espíritu.
 
El Espíritu es esencia creadora, esta entidad no corpórea está hecha de ningún tipo de energía conocida por el hombre, en el espíritu todo es plenitud, todo es luz, no existen los opuestos, a no ser que le hayan vendido el alma a Satanás y este espíritu ya no sea luz sino tinieblas, ha dejado de ser este espíritu esencia, se encontrará atrapado por siempre en las dimensiones físicas hechas de energías de este mundo y otros mundos, mundos visibles y mundos invisibles.
 
Un ser espiritual vive desde su esencia, quien no vive desde su espíritu está muerto, el espíritu, es el aliento, es el respiro, es la misma vida, el aliento o el respiro es la misma vida, puede morir el cuerpo físico pero el espíritu aún continúa con vida, quienes están con Cristo regresa este espíritu a la esencia del Padre, pero quienes no están con Cristo, su espíritu manchado y maligno, quedará atrapado en las energías físicas de este mundo, conocerá lo que es el infierno por tiempo indefinido.
 
La inspiración divina viene a través del espíritu, A Dios se le escucha desde el espíritu, los grandes poderes sobrenaturales se encuentran en la esencia espiritual, no en el sistema de conciencia mental hecha de energías, del mismo tipo de energías duales conque fue diseñado el universo Físico, este mundo es de Satanás porque en el no viven seres espirituales, sino seres carnales que tan sólo desean las cosas materiales que les ofrece este mundo, los seres espirituales tan sólo anhelan las cosas espirituales que son de Dios, El Padre es una entidad espiritual de esencia porque es luz, Satanás y sus demonios son entidades espirituales no de esencia, sino de energías, estos y sus hijos sobre la tierra jamás podrán entrar a la esencia del Padre de los cielos, son los hijos rebeldes que manipularon la creación original. 
 
Deseas saber que le sucede a las personas cuando estas mueren o fallecen, ya se los voy a revelar, no todas ellas van al cielo por el simple hecho de decir que son cristianas, esto es lo que les han hecho creer, la mayoría de estas almas van para el infierno tormentoso, de los 1200 millones de católicos, o de los más de 200 millones de cristianos protestantes, como máximo el 10 por ciento viven desde el espíritu que les garantiza su salvación o su estadía eterna al lado del Padre de la esencia espiritual, el resto viven para este mundo, desean todas las cosas materiales de este mundo, este apego hace que su espíritu quede por siempre atrapado sufriendo en los mundos invisibles paralelos a los cuales llaman dimensiones, es el verdadero infierno, les parecerá que no han muerto, sus apegos hacia este mundo no les habrá permitido ser libres para poder ingresar al reino de los cielos.
 
El espíritu es la esencia Divina, el Espíritu Santo tan sólo le llega a los espíritus puros y perfectos, no a los seres mentales y mundanos, se deben soltar los apegos materiales si se desea vencer este mundo, para poder recibir las recompensas del padre, ningún ser puede decir que es un discípulo, apóstol, Pastor o profeta de Dios, si no vive una vida espiritual deseando las riquezas materiales de este mundo como lo hacen los falsos líderes espirituales, estos impostores adoctrinan para ganar almas para Satanás, no para ganar almas para El verdadero Dios creador del universo.
 
A un espíritu que no pudo ingresar a la esencia del Padre después de que su cuerpo físico haya fallecido, debido a los apegos y al mal comportamiento, se le puede llamar fantasma, duende, demonio, o espíritu inmundo, mientras que los espíritus libres, se les puede llamar almas salvas o almas liberadas de la esclavitud, o almas santas y perfectas.
 
Al igual que Dios tiene muchas moradas para sus hijos elegidos, Satanás también tiene sus propias moradas para sus hijos, pero a diferencia de las moradas del Padre que liberan, en las moradas de Satanás aún continúa la esclavitud mental pero en mayores proporciones que las que habían en este mundo, no todas las religiones conducen hacia un mismo Dios, como lo ha hecho creer el Papa Bestia 666, las moradas de los dioses paganos están preparadas tan sólo para sus creyentes, las religiones no cristianas, no están con Cristo, y quien no está con Cristo está en contra de Él, es un anticristo al servicio de la bestia 666, quien está unificando todas las religiones hacia lo que será un gobierno infernal de 42 meses.
 
Si estás con Dios puedes recibir el espíritu de sabiduría y de inteligencia, o bien, el espíritu de consejo y de poder, o el espíritu de conocimiento y de temor hacia El Padre eterno.
 
Fuimos creados del polvo de la tierra, el cuerpo físico regresará de nuevo a ese polvo de la tierra, lo que ha de importar es salvar el aliento de vida que puso Dios en ese polvo llamado hombre, ese aliento de vida, se llama espíritu, o vida espiritual, entonces lo valioso no es el cuerpo aquel que tanto consentimos y cuidamos, lo verdaderamente valioso es la entidad que no vemos, lo que vemos se lo comerán los gusanos, no tiene ningún sentido agradar al cuerpo porque esto es lo mismo que servir o agradar a Satanás, lo que tiene valor es servir y agradar a Dios a través de una vida espiritual, no a través de una vida carnal.
 
Todos los espíritus sin excepción incluyendo el espíritu de Lucifer o Satanás y sus demonios, nacieron de Dios, pero la mayoría de estos espíritus se revelaron y se alejaron de su verdadero creador, de ahí que se hable de la salvación de almas, para que estos hijos separados regresen de nuevo a su esencia creadora, y no queden sufriendo al lado del peor enemigo de Dios.
 
El espíritu puede continuar viviendo, así deje de tener un cuerpo físico, pero el cuerpo físico no puede tener vida sino tiene el soplo o el aliento de vida que es el espíritu, desde la creación hasta los tiempos modernos, son miles de millones de personas que han muerto, la mayoría de estos espíritus están en espera del juicio final, son contados los espíritus que regresaron por anticipado al Reino de Dios.
 
El tema favorito de todos los creyentes: El arrebatamiento, no seamos tan ilusos, esto tan sólo es el comienzo, la mayoría de la humanidad sufrirá las consecuencias que vendrán con los eventos del fin del mundo, si de verás deseas ser arrebatado, debes de comenzar a vivir desde el espíritu soltando todas las cosas de este mundo incluyendo todas las riquezas materiales, y dejar de creer en las mentiras y engaños de los falsos líderes espirituales que te están enseñando a apegarse más a este mundo mediante el evangelio de la prosperidad económica, trampa mortal en la que cayeron muchos ingenuos creyentes.
 
El espíritu que ingresará al Reino de Dios, no tiene carne, no tiene sangre, no tiene huesos, no tiene ropa de moda, no tiene lujos, riquezas, este espíritu es como el mismo viento que nada tiene y lo es el todo, el espíritu es quien da testimonio ante Dios, el alma que no esté en el espíritu será un alma que estará perdida, el alma a diferencia del espíritu que es el soplo de vida, es el récord de todas las obras del ser humano, allí están grabadas todas las vivencias, las creencias, el accionar en el bien y en el mal, esta alma es la que debe de ser liberada para que el espíritu la pueda llevar de vuelta a la esencia creadora del Padre cuando tengan que dejar el cuerpo físico que albergaba el soplo de vida, somos hijos de Dios si vivimos desde el espíritu, somos hijos de Satanás si vivimos desde la carne, es así de simple, las verdades absolutas espírituales están siendo reveladas por los dos testigos del apocalipsis 11 en el fin de los tiempos para que muchas almas puedan ser salvas, los espíritus justos conocerán las moradas del Padre, Dios separará los espíritus buenos de los espíritus malos, vierne un arrebatamiento Celestial, a esto se le llama la ciega, luego vendrá la destrucción del mal, caerá fuego y azufre sobre todos los hacedores de maldad.
 
Escuchen muy bien lo que se encuentra escrito en el libro Romanos de la Biblia Capítulos 7 y 8:
 
Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas eran la ley que obraba en nuestros miembros llevando fruto para la muerte,  pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella a la cual estábamos sujetos, ahora vivimos bajo el régimen o las reglas del espíritu, y no bajo la ley de la carne. 
 
Porque sabemos que la ley es espiritual; más yo soy carnal, vendido al pecado, porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino que hago lo que aborrezco, Y si hago lo que no quiero a través de la carne y me arrepiento, es porque apruebo que la ley del espíritu es Santa, y que la ley de la carne es pecaminosa.
 
De manera que ya no soy yo quien hace esto o aquello, sino el pecado que mora en mi, y yo sé que en mi, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque yo deseo hacer el bien que está en mi espíritu pero no lo hago, hago más bien las cosas que no deseo hacer a través de la carne.
 
Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso es lo que hago.
 
(Es la lucha constante entre el bien y el mal que libramos a diario, se lucha contra las drogas, el alcohol, la pornografía, la envidia, el egoísmo, las injusticias, y el resto de adicciones y malos hábitos etc) queremos hacer el bien pero hay una fuerza llamada pecado que nos nos permite liberarnos de esa esclavitud infernal para poder hacer las cosas buenas que agradan a Dios.
 
Continúa diciendo en Romanos:
 
Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago Yo, sino el pecado que mora en mi, Así que, queriendo yo hacer el bien, me encuentro con esta ley carnal en la cual habita el mal, porque según mi hombre interior espiritual, me deleito en la ley de Dios, pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.
 
¡Miserable de mi ¿Quien me liberará de este cuerpo de muerte?
 
Con mi cuerpo sirvo a la ley del pecado, y con mi espíritu sirvo a la ley de Dios.
 
Viviendo en el espíritu: Las enseñanzas originales de Jesús.
 
Ahora pues, no hay ninguna condenación para los que viven en Cristo Jesús, esto quiere decir, los que no viven conforme a la carne, sino conforme al espíritu.
 
Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado del pecado y de la muerte, Jesús condena el pecado de la carne, por lo tanto no debemos andar conforme a la carne, sino conforme al espíritu.
(Los falsos Pastores enseñan todo lo contrario, enseñan a vivir para la carne deseando y codiciando el dinero, contradiciendo a Jesús que enseña que para ser salvos se debe de vivir desde el espíritu)
Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del espíritu, piensan tan sólo en las cosas del Espíritu, porque ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse el Espíritu es vida y paz, porque los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, que es una ley del espíritu y no de la carne, los que viven en la carne no pueden agradar a Dios.
 
Vivan desde el Espíritu y no desde la carne, si es que el Espíritu de Dios mora en ustedes, si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él.
 
Si vivís desde la carne, moriréis, pero si vivís desde el Espíritu, viviréis, porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son los verdaderos hijos de Dios, el espíritu es el único que da testimonio de que somos hijos de Dios.
 

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.