La Satánica inquisición Católica.

 

Tan sólo unas mentes dañadas, perversas, torcidas, demoníacas, maquiavélicas,  y malignas se pudieron haber inventado maquinas venidas desde los mismos infiernos para torturar y asesinar de la manera más salvaje a las personas que no creyeran en los Papas del Vaticano, el sufrimiento de estos seres humanos fue tan horrible que tan sólo se puede comparar con el mismo sufrimiento de Jesús durante su crucifixión.

 

Son igual de culpables los líderes Católicos que asesinaron sin piedad alguna en nombre de un falso Dios durante la Satánica inquisición Católica, que los 1200 millones de creyentes de esta secta Católica Romana, quienes defienden a estos delincuentes de la peor calaña del Vaticano.

 

A estos creyentes desalmados y sin corazón de carne, poco les importa todas las barbaries cometidas por muchos de los Papas que han pasado por el Vaticano, poco le importa la muerte de muchos mártires que consideraban herejes, poco les importa la violación de cientos de miles de niños inocentes, no les importa la corrupción, la codicia y las demás practicas oscuras de esta organización criminal religiosa, van a tener su merecido, a su último líder al cual consideran un Santo, lo verán como la verdadera bestia infernal que es.

 

Estos son algunos de los espantosos aparatos, mecanismos y procedimientos usados durante la Inquisición, para ejecutar de la manera más lenta y dolorosa a los "herejes", las mentes de estos inquisidores estaba trastornada, estos delincuentes Católicos dan vergüenza, asco, repugnancia, hablan de 100 o 200 mártires católicos, y callan sobre los cientos de miles de personas que fueron mártires por sus propias manos untadas de sangre inocente.

 

Cualquier persona en sano juicio,  cualquier persona cuerda, sabe que esto es un verdadero holocausto que se puede comparar a los campos de exterminio Nazi, estas personas vivieron una verdadera pesadilla.

 

Instrumentos de tortura conocidos como la virgen de hierro, puertas y espaldares con púas largas y afiladas, en donde forzaban a las victimas a pararse dentro del aparato y al cerrarse las puertas, las púas le penetraban sus cuerpos, estos aparatos de tortura, estaban diseñados para que no mataran de inmediato, no dañaban los órganos vitales con el fin de alargar el sufrimiento, eran muertes demasiado crueles, esta agonía se intensificaba en dolor cuando abrían y cerraban una y otra vez estas puertas macabras con la victima a bordo.

 

No se puede pensar ni siquiera por un instante, que la Iglesia Católica Romana es la iglesia que representa a Jesús sobre la tierra, Jesús jamás torturaría o asesinaría a las personas para forzarlas a que crean en su evangelio debido a que es un Dios de amor, perdón y de salvación, estos asesinatos Católicos son comparables con los del terrorismo de los radicales islámicos, no existe diferencia alguna, ambos bandos matan a sus victimas de la manera mas cruel en nombre de un supuesto "dios".

 

Se debe de recordar también que en tiempos antiguos, era un delito leer la biblia, un Papa sacó un decreto en el cual le decía a sus subalternos que a quienes encontraran leyendo la biblia, deberían de ser asesinados, esto también se encuentra en los anaqueles de la historia de la Iglesia de satanás en la tierra: la Iglesia Católica Romana.

 

Las celdas en donde mantenían encerrados a quienes irían a ser condenados por rebeldía y herejía, eran cuevas infectadas de podredumbre, culebras y ratones, los pulcros, limpios y costosos hábitos de los religiosos católicos que se disponían a torturar y a matar, contrastaba con las manos inocentes de quienes irían a ser juzgados, estos desalmados e hipócritas que se las tildan de ser muy Santos, eran los hombres mas sanguinarios y crueles de esta época medieval, con pedir perdón años más tarde, no se borran, ni se pueden olvidar estos asesinatos a sangre fría, esta misma inquisición o conversión forzada regresa en el fin de los tiempos, asesinarán sin piedad alguna a la tercera parte de la humanidad, los culpables serán los mismos inquisidores de la Iglesia con sede en Roma.

 

Lo más irónico, es que en los momentos en que torturaban a sus victimas para forzarlos a que se declararán culpables de delitos que no habían cometido, los rociaban con una supuesta agua bendita, muchos fueron estrangulados, otros ahogados y la mayoría fueron llevados a la hoguera, sin contar a quienes dejaron morir de hambre.

 

Se inventaron un collar de hierro, el cual tenía un tornillo con una bola en la punta, lo iban cerrando en la garganta del reo hasta dislocarlo, se llamaba el rompe cuello, habían pinzas para arrancar las uñas de las manos y los pies, Botas metálicas para aplastar las piernas y los pies, la horca, el tenedor del hereje, la cama de estirar el cuerpo de manos y pies hasta romper las coyunturas, hierros candentes para colocarlos en los ojos, los oídos, la boca y en los otros agujeros del cuerpo humano, a otros les sacaban los ojos, los latigaban, a esto se le debe de sumar, que no contentos con lo que realizaban, les confiscaban o robaban sus bienes que irían a parar a los tesoros del vaticano, dejando a sus familias totalmente pobres y desamparadas.

 

Otras victimas fueron lanzadas por peñascos, o suspendidas en el aire mientras estaban atadas sus manos, mascaras y ruedas de tortura, guillotinas, y demás cosas diabólicas que se puedan ustedes imaginar.

 

 

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.