Despierten ya cristianos si de verdad desean ser salvos.

 

Ustedes Católicos y Cristianos protestantes: por ir tras los dioses falsos, rechazaron la verdad absoluta que les iría a ayudar a salvar sus almas.

 

A continuación: La verdad absoluta tan sólo revelada por El Espíritu Rubén López.

 

Mezcla mortal: Judeo - Cristianismo.

 

Una cosa es ser Judío, pertenecer al Judaísmo, y otra cosa muy distinta es ser verdadero Cristiano, Jesús llama anticristos a los Judíos, porque motivo los llama de esta manera si creen en Jehová que supuestamente es el mismo Cristo, pues los llama anticristo porque  Creen en Jehová que no es el mismo Cristo, Jehová no es el verdadero Padre de Jesús, no se han preguntado el porqué motivo Jesús invitaba a los Judíos a convertirse, porque un llamado a la conversión si estaban creyendo en el mismo Jesús a través de Jehová, por la sencilla razón de que Jesús no es Jehová, si se desea ser salvo no se debe de mezclar el judaísmo con el cristianismo, Jesús vino a predicar el reino de Dios, no vino a hacerle publicidad al Judaísmo.

 

El padre del Judaísmo es Abraham y el Padre del Cristianismo es Cristo, perdieron su tiempo leyendo y memorizando toda la historia pagana, salvaje y obsoleta del judaísmo narrado en el antiguo testamento y desaprovecharon el poco tiempo que tenían para vivir en el Espíritu como lo sugería Jesús para poder ser salvos.

 

La tierra prometida a  Abraham y a su descendencia en la biblia es Israel, mientras que Jesús les promete a sus creyentes es una Jerusalén espiritual, no una tierra física llamada Israel, Jesús jamás se refirió a Israel como la tierra prometida para los cristianos.

 

La tierra de Israel es el centro de la religión Judía, no es el centro de la religión cristiana a pesar de que Jesús nació en esas tierras, los mismos Judíos condenaron al enviado de Dios, el Sionismo relacionado al nuevo orden mundial, es un movimiento político encaminado a establecer una patria Judía a nivel global, su objetivo es el de destruir el verdadero cristianismo y en esta agenda oscura se encuentra el vaticano, los Jesuitas y los líderes de élite de las religiones cristianas protestantes, tan sólo el 20% de los cristianos de Israel no son Judíos.

 

La historia de los Judíos comienza con Abraham, y la historia del Cristianismo comienza con Jesús, Jehová le dice a Abraham que debe de abandonar su tierra natal, porque este dios le tiene una tierra ajena prometida a el, ese iría a ser su nuevo hogar en la tierra de Canaán, a estas tierras se les conoce hoy en día como Israel, que es el mismo nombre del nieto de Abraham, cuyos descendientes son el pueblo Judío.

 

La tierra prometida a los Judíos:

 

Génesis 12:7

Y se le apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia le daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová.

 

Génesis 15:17 (El pacto de Jehová con Abram)

Y aconteció que cuando el sol ya se había puesto, hubo densas tinieblas, y he aquí un horno humeante y una antorcha de fuego que pasó por entre las mitades de los animales.

En aquel día el Señor de los ejércitos Jehová, hizo un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia he dado esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates.

 

La tierra de Israel es descrita muchas veces en la Torá como una muy buena tierra: "Una tierra que mana leche y miel", a pesar de ser una tierra abusada de manera repetitiva por grupos terroristas que estaban decididos a volverla una tierra inhabitable por los Judíos, antes del fin de los tiempos el pueblo Judío recuperó su control y se ha visto una tremenda mejora en a agricultura, aquí está el acta de la Independencia del Estado de Israel en el año 1948:

 

Eretz Israel ha sido la cuna del pueblo Judío. Aquí se ha forjado su personalidad espiritual, religiosa y nacional. aquí ha vivido como pueblo libre y soberano; aquí ha creado una cultura con valores nacionales y universales.

 

Depositando la confianza en la "Roca Israel", suscribimos esta declaración en la sesión del consejo provisional de pueblo sobre el suelo de la patria, en la ciudad de Tel Aviv, la víspera del shabat, 5 del mes iyar del año hebreo 5708 (14 de mayo del año 1948).

 

Los Judíos han vivido en esta tierra de manera continua desde el momento de su conquista original por Josué, hace más de 3200 años, hasta el día de hoy, aunque los judíos no tuvieron el control político siempre en esta tierra.

 

Los Judíos fueron desterrados de su propia tierra Israel por los romanos en el año 135 CE, después de que estos vencieron a los Judíos en una guerra que duró tres años, desde ese tiempo los Judíos no tenían control sobre Israel hasta el año 1948, día de la declaración de independencia, esto significa que los Judíos toman de nuevo el control sobre su tierra prometida, justo en los tiempos finales apocalípticos, son los tiempos en que están haciendo un llamado urgente a todos sus compatriotas que se encontraban al rededor del mundo en calidad de exiliados para que regresen a su tierra en el menor tiempo posible, hasta el desierto está siendo habilitado para recibirlos.

 

El sionismo y la formación del Estado de Israel:

 

Los Judíos nunca perdieron la esperanza de que algún día regresarían de nuevo a su hogar que es Israel su tierra prometida, esta esperanza se expresaba mediante una canción titulada: Ha - Tikvah (La Esperanza), que es precisamente el himno del movimiento sionista y del Estado de Israel, y dice así: 

 

Mientras esté dentro del corazón, el alma Judía es cálida y hacia los bordes del este Un ojo a Zion se ve, nuestra esperanza todavía no se ha perdido, La esperanza de dos mil años, Ser un pueblo libre en nuestra propia tierra, En la tierra de Sión y Jerusalén. Ser un pueblo libre en nuestra propia tierra, En la tierra de Sión y Jerusalén. 

 

Durante mucho tiempo, este deseo de independencia Judía tan sólo se quedaba en eso: en esperanza, a finales del año 1800, Theodor Herz y Chaim Weizmann fundaron el Sionismo, el movimiento político dedicado a la creación de un Estado Judío.

 

El nombre "Sionismo", proviene de la palabra "Sion", que era el nombre de una fortaleza en Jerusalén, con el tiempo, el término "Sión", llegó a aplicarse a Jerusalén, y más tarde a la idea judía de la Utopía, ahora si podrán entender el porqué motivo, el movimiento Sionista Judío, está seriamente comprometido con el nuevo Orden Mundial, mientras los ingenuos cristianos continúan pensando que su tierra prometida es Israel, la cual tan sólo le pertenece a los judíos, estos van tras el control mundial, y entre sus objetivos está el de hacer desaparecer a toda la cristiandad del mundo,  los Judíos estaban esperando a su verdadero Mesías enviado por el dios de los Judíos Jehová, este hará su aparición el día 23 de diciembre del año 2016 profetizado por el Espíritu Rubén López, y ya quedará todo preparado para la destrucción de este mundo, es algo bíblico e inevitable.

 

Al comienzo el Sionismo no era un movimiento religioso, tan solo era político, los primeros sionistas tan sólo buscaban establecer un estado secular de Israel, reconocido por el mundo, después de la segunda guerra mundial, la causa sionista comenzó a tener tintes internacionales pues este movimiento sionista tuvo el apoyo de la gran Bretaña, ya son palabras mayores, La reptiliana Reina Isabel ll y su corte, ya se encontraban dentro del movimiento sionista judío.

 

El financiero Judío Lord Rothshild, también expresó su compromiso de crear una patria Judía en palestina, creo que sobra dar mayor aclaración de quienes son la familia Rothshild, pues son prácticamente los dueños del mundo, la familia Rothshild, es conocida como la casa  Rothshild, es una dinastía Europea de origen: Judeo - Alemán, fundadora de bancos e instituciones financieras a finales del siglo XVlll, y que para estos tiempos, se acabó convirtiendo en los más influyentes linajes de banqueros y financieros del mundo, muchos miembros de esta familia tienen títulos de nobleza hereditarios.

 

Hoy en día, unos 5 millones de Judíos, más de un tercio de los Judíos del mundo, viven en la tierra de Israel, los Judíos representan más del 80% de la población de la tierra, los Judíos son quienes tienen el control de toda la tierra, los no Judíos que se conviertan en ciudadanos de Israel, tienen los mismos derechos de los ciudadanos de Israel, pero ningún cristiano del mundo puede decir que la tierra de Israel tan sólo prometida por Jehová a los hebreos, puede decir que Israel también le pertenece, de esta manera se podrá enterar del gran engaño religioso al cual lo han mantenido durante cientos de años, una cosa es ser Judío y otra cosa es ser Cristiano, la mezcla del Judaísmo con el cristianismo es muy peligrosa, el verdadero mesías enviado por el verdadero Dios se llama Yeshua al cual por intereses de engaño le pusieron el nombre de Jesús, Y el Mesías de los Judíos es otra entidad muy distinta al del cristianismo, este Mesías judío hará su presencia muy pronto, comienza la destrucción de este mundo, y para finales de este gran magnicidio hará su aparición Jesús en su segunda venida.

 

Aproximadamente la mitad de todos los Israelíes son Mizrachim, descendientes de Judíos que han estado en la tierra desde tiempos antiguos, o que fueron expulsados de los países Árabes después de la fundación de Israel, en estos momentos continúan emigrando gran cantidad de Judíos hacia Israel ante el inminente fin del mundo, la inmigración hacia Israel se denomina Aliyah, o ascensión, en virtud de la ley de retorno a Israel, cualquier Judío que no ha renunciado a la fe Judía, o sea aquellos Judíos que no se hayan convertido a otra religión incluyendo el cristianismo, pueden retornar a su patria, se pueden dar cuenta que los cristianos no son bien recibidos en Israel, así sean estos Judíos, mucho menos van a ser bien recibidos los pelagatos sinvergüenzas que se hacen llamar pastores cristianos o cualquiera de sus ingenuos creyentes.

 

El Espíritu Rubén López.