El fin del mundo no es simplemente el fin de este mundo creado por Satanás, es algo mucho peor para algunas personas,  los codiciosos, perversos, injustos, asesinos, corruptos, ladrones, violadores, no arrepentidos serán lanzados por Dios al fuego eterno del infierno, creían que eran los dueños de este mundo y hacían lo que se les venía en gana, ya llega su recompensa en pago por todas sus maldades y fechorías, ignoraban se se habían convertido en dioses de sus peores pesadillas.

 

La industria del entretenimiento está saturada de películas apocalípticas, del fin de la humanidad, de la destrucción de este mundo ocasionada por guerras, invasión extraterrestre, caída de meteoritos o asteroides, nosotros mismos comenzamos a destruir esta tierra por adelantado ocasionando una catástrofe ambiental, el calentamiento global, la extinción de mucha vida animal, destrucción de bosques, ríos, mares y aires contaminados, enfermedades raras, globalización, miseria, hombre, fanatismo religioso, obesidad, comida chatarra, violencia, niños delincuentes, drogas, pornografía, de todas formas este mundo ya había sido comenzado a ser destruido por el mismo hombre, las generaciones futuras no podrían poder vivir en el, nosotros nos encargamos de destruirles lo que iría a ser su hogar, entonces no nos asustemos tanto por el inminente fin de este mundo, es más que necesario.

 

Para poder ver la película del fin de este mundo o la destrucción de esta tierra, ya no necesita pagar boletos o ver las imágenes a través de la pantalla de un cine o la pantalla de su televisor o del Internet, ahora este espectáculo es gratuito y es en vivo y en directo, podrá ver las peores imágenes con sus propios ojos, seremos testigos de nuestros tres, dos y quizás último año año en nuestro planeta, más bien deberíamos de avergonzarnos ante Dios de toda la maldad, de toda la barbarie que cometimos en contra de nuestro prójimo, en contra de nuestro propio hogar, en contra de la naturaleza y la vida animal, entonces no nos quejemos ahora de que es que Dios va a destruir este mundo si nosotros mismos lo comenzamos a destruir por adelantado, nos convertimos en cosa peor que animales irracionales, de vida humana era poco lo que quedaba, atentábamos y abusábamos de los más débiles e indefensos que no tenían quien los defendiera.

 

Poco o nada nos importaba adorar a dioses ajenos y paganos pregonando ser cristianos, poco o nada nos importaba ver como los líderes religiosos nos mentían o nos engañaban, poco o nada nos importaba el hambre, el dolor, el sufrimiento, la muerte y la miseria ajena, poco nos importa las guerras y el desplazamiento de millones de personas que ya en estos momentos están presenciando su propio fin del mundo como en Siria y en Venezuela.

 

Peor que la destrucción de este mundo es el otro mundo que les espera a la raza maligna de este mundo, a esto si se le debe de temer: a tener que perder el alma sabiendo que está en nuestras propias manos poder salvarla, lo que nos debe de importar en estos momentos es saber cual va a ser nuestro propio hogar: el infierno o el reino de los cielos prometido por Dios, el infierno es muy real:

 

Mateo 16:26

Pues ¿Que provecho obtendrá un hombre si gana el mundo entero, pero pierde su alma?

O ¿Que dará un hombre a cambio de su alma?

 

Mateo 7:13

Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha es la puerta y angosta la senda que lleva a la vida, y pocos son los que la hayan.

 

Lucas 13:23

Y alguien le dijo: Señor, ¿Son pocos los que se salvan? Y el les contestó: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos tratarán de entrar y no podrán. Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, y vosotros, estando afuera, comencéis a llamar a la puerta, diciendo: "Señor ábrenos", El respondiendo dirá: "No sé de donde sois"

 

Lucas 9:25

Pues ¿De qué le sirve a un hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se destruye o se pierde?

 

Mateo 3:7

Jesús les dijo: ¡Camada de víboras! ¿Quien os enseñó a huir de la ira venidera? Por lo tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.

 

Alerta ustedes pastores falsos, codiciosos y mentirosos, esto se los dice el Señor:

 

Mateo 7:21

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Pues muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor: ¿No profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les diré: Jamás los conocí, apartaos de mi todos los que practican la mentira y la iniquidad.

 

Esto es lo que sucede exactamente en la gran mayoría de las iglesias cristianas protestantes, en donde sus respectivos pastores que son hijos de satanás, predican un falso cristianismo y en el nombre de Jesús echan fuera demonios y hacen todo tipo de milagros en medio de un gran show demoníaco y pagano, los creyentes ingenuos creen que porque estos demonios llamados pastores hacen estas cosas son verdaderos cristianos elegidos pos Dios, pero el Padre les dirá en el fin de los tiempos: Apartaos de mi malditos porque no los conozco, no se quienes son ustedes.

 

Este otro versículo confirma lo antes dicho:

 

Jeremías 23:11

Porque tanto el profeta como el Pastor o el sacerdote están corrompidos, aun en mi casa he hallado su maldad,  declara el Señor.  Por tanto, su camino será para ellos como resbaladeros, a las tinieblas serán empujados y en ellas caerán, porque traeré sobre ellos calamidad el año de su castigo, declara el Señor.

 

Si leyeron bien esto que declara el Señor, ustedes falsos pastores al servicio del príncipe de este mundo el diablo y satanás:  a las tinieblas serán empujados y en ellas caerán, porque traeré sobre ellos calamidad el año de su castigo, declara el Señor.

 

La palabra Santa de Dios a advertido sobre la presencia de estos hombres malditos que han venido vendiendo el nombre de Dios para lucrarse de esta actividad bandida, maligna y delicuencial, usar el nombre de otra persona para beneficio económico, estos hijos de las tinieblas no tendrán el perdón de Dios, se hacen llamar pastores, profetas, apóstoles, pero en realidad son lo peor de lo peor., pueden observar en Internet en donde Macedo un Pastor multimillonario del Brasil fundador de Iglesias protestantes les enseña a otro grupo de falsos Pastores como sacarles el dinero a sus creyentes a través de Diezmos en medio de risas y burlas, se han burlado en la propia cara de sus idiotas creyentes, lean con atención:

 

2 Pedro 2:1

Se levantaron falsos profetas entre el pueblo, falsos maestros entre vosotros.

 

Jeremías 6:13

Porque desde el menor hasta el mayor, todos estos codician ganancias, y desde el profeta hasta el sacerdote, todos practican el engaño.

 

Que diferencia tan enorme existe entre Jesús y sus discípulos que salían a predicar de pueblo en pueblo con las mayores necesidades y pobreza, a los falsos pastores de hoy en día con grandes riquezas, fortunas y posesiones materiales de todo tipo, pero a sus creyentes poco les importa este engaño, poco les importa esta advertencia: Porque desde el menor hasta el mayor, todos estos codician ganancias, y desde el profeta hasta el sacerdote, todos practican el engaño.

 

Mateo 7:15

Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

 

Escuchen bien ustedes ingenuos creyentes cristianos:

 

2 Corintios 11:13

Porque los tales son falsos Pastores, falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

 

Pastores que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

 

1 Timoteo 4:1

Pero el Espíritu dice con claridad que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

 

El evangelio de la prosperidad económica enseñado en la gran mayoría de iglesias cristianas protestantes es doctrina de demonios.

 

1 Juan 4:1

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo.

 

Mateo 24:24

Porque se levantarán falsos Cristos y falsos Pastores, y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. 

 

Mateo 24:11

Y se levantarán muchos falsos profetas, y a muchos engañarán.

 

Lo que nos ha de importar es nuestra salvación del alma, esta salvación esta en peligro si se continúa creyendo en el engaño, las mentiras y la manipulación de estos falsos pastores hijos de Satanás, han alterado el verdadero evangelio de Jesús con el fin de conseguir riquezas materiales.

 

Mateo 10:28

No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma, más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno.

 

Es tan delicado este tema de la salvación del alma que Jesús decía:

 

Mateo 5:29

Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar arráncalo y échalo fuera de ti, porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala fuera de ti, porque es mejor que se pierda uno de tus miembros, y que no todo tu cuerpo vaya al infierno.

 

Hebreos 10:26

Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados, sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de un fuego que ha de consumir a los adversarios.

 

La mayor parte de la humanidad continúa pecando como si algo malo no les fuera a suceder, pues la ira de Dios pronto será desatada y ya no habrá tiempo de arrepentimiento, los mayores pecadores de este mundo se encuentran dentro de las religiones organizadas de la tierra.

 

Los creyentes conocieron el evangelio de Jesús, pero viven en el mundo pecando y pecando, creen que se pueden burlar del creador, ya les llegó su hora, serán los días del crujir de dientes.

 

Mateo 22:13

Entonces se dirá: Atadle de las manos y los pies, y echalo a las tinieblas de afuera, allí será el llanto y el crujir de dientes.

 

Mateo 24:51

Y los azotará severamente y les asignará un lugar con los hipócritas, allí será el llanto y el crujir de dientes.

 

Mateo 23:33

¿Serpientes venenosas! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno?

 

El cielo y el infierno son muy reales., ¿No le temes al juicio final?

 

Hechos 16:31

Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos.

 

1 Corintios 6:9

El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él ha tenido mucha paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca sino que se arrepientan y se salven.

 

Lucas 19:10

Porque el hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

 

Marcos 16:16

El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado.

 

1200 millones de personas no están bautizadas, el bautismo de bebes no es bíblica, es doctrina de demonios, el 90% de los católicos no serán salvos, continuaron pecando y no quisieron acudir al arrepentimiento y la perdición, el 90% de los falsos líderes espirituales sean pastores o sacerdotes, serán lanzados al fuego del infierno, estos serán sus primeros huéspedes de satanás y sus demonios. 

 

El juicio final:

 

2 Corintios 5:10

Porque todos nosotros deberemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo,

 

1 Pedro 4:5

Pero ellos darán cuenta a aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.

 

Juan 5:29

Y saldrán los que hicieron lo bueno a su resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio.

 

Juan 12:31

Ya está aquí el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.

 

Mateo 13:49

Así será el fin del mundo; los ángeles saldrán, y sacarán a los malos de entre los justos.

 

Lean con atención: La ciega del fin del mundo, el fin del mundo, fin es fin, no un comienzo de nada, lo único que comienza es una vida celestial para los elegidos de Dios, y el infierno para los que se condenarán, en la tierra ya destruida y quemada por el fuego no quedarán sino los recuerdos.

 

Mateo 13:39

Y el enemigo que la sembró es el diablo, y la siega del fin del mundo, y los cegadores son los ángeles.  Por tanto así como la cizaña se recoge y se quema en el fuego, de la misma manera será el fin del mundo. El hijo del hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su reino a toda los que son de piedra y de tropieza y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el Sol en el reino de mi Padre. El que tiene oídos, que oiga.

 

Será que es muy complejo, será que es algo muy difícil de entender, pues no lo creo, lean ustedes mismos haber si lo entienden:  Entonces los justos resplandecerán como el Sol en el reino de mi Padre.

 

En donde queda el Reino del Padre: pues todos lo sabemos, el Reino de Dios se encuentra en los cielos no aquí en la tierra, o es que dudan de las palabras de Jesús cuando dijo:

 

Juan 18:36

Jesús les respondió: Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, entonces mis servidores pelearían para que yo fuera entregado a los Judíos; mas mi reino no es de Aquí.

 

¿Que nos promete Dios a quienes vamos a ser salvos?  Ya lo sabemos, Dios nos está ofreciendo un reino que no es de este mundo, entonces porque son tan tercos en continuar creyendo en las mentiras y las barbaridades dichas por los falsos pastores cristianos al servicio de satanás, ignoran acaso que satanás también puede hacer milagros, pues estos milagros hechos por satanás son los que se ven en las falsas iglesias cristianas, dentaduras nuevas, se alargan o emparejan pies y otros cientos de prodigios y milagros mentirosos venidos de las tinieblas.

 

Leamos de nuevo:

 

2 Corintios 11:13

Porque los tales son falsos apóstoles, falsos Pastores, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. (Dicen con su boca que son cristianos para lucrarse de esta actividad, pero en su interior le sirven a satanás el verdadero dueño de este mundo), estos impostores leen uno o dos versículos, y los enseñan a sus creyentes fuera de contexto, de esta manera es que logran engañarlos, estas víboras son muy astutas, ningún versículo en particular, capítulo o libro es suficiente para entender el verdadero significado y entendimiento de cualquier tema, se deben de tomar muchos versículos en los cuales unos deben de apoyar o aprobar los anteriores, de lo contrario se estará alterando el contenido bíblico por conveniencia.

 

Dios escribió la biblia como un rompecabezas, unas cosas por aquí y otras por allá, nosotros mismos debemos unir todas las piezas para poder comprender su verdadero significado, al unir los distintos versículos relacionados al mismo tema nos arroja el resultado correcto, tomando tan sólo un versículo como lo hacen estos impostores, el fin del mundo no significa el fin literal de esta tierra, pero cuando se arma el rompecabezas y se unen más de 100 versículos que hablan sobre el mismo tema, resulta que el fin del mundo, si significa de manera literal que será el fin del mundo, el fin de esta tierra, el fin de la humanidad, Dios de esta manera es que revela las verdades absolutas que no tienen discusión.

 

Pero cuando les conviene si toman los cientos versículos del antiguo testamento que hablan de diezmos, primicias, dadivar y ofrendas y se los recuerdan a sus idiotas creyentes una y otra vez con el fin de hacer un lavado de cerebro, en lugar de enseñar el cristianismo original de Jesús que salva almas que no es otra cosa que la vida espiritual viviendo en o desde el espíritu, esto si no lo enseñan, los duermen contando historias obsoletas de los judíos y no se centran en Jesús y su mensaje de salvación.

 

Que quede muy claro y este espíritu se los confirma: el fin de este mundo, el fin de esta tierra, el fin de esta humanidad sobre el planeta tierra, es un fin literal, es algo real y para constancia este espíritu les está presentando cientos de pruebas, el reino de Dios es celestial no es terrenal, el milenio de Jesús es celestial en la Jerusalén espiritual que desciende del cielo, no es un milenio terrenal, el milenio es en los aíres no pisando tierra, como se podrían ustedes imaginar a millones de personas salvas y transformadas en cuerpos gloriosos iguales a los de los ángeles viviendo sobre una tierra destruida, sin mar, sin sol, ni luna, ni estrellas, esto no lo podría pensar ni el más tonto de los tontos, entonces despierta de una vez, y no lo tomen por idiota, cree en las palabras de Jesús y no en las grandes babosadas y mentiras de estos farsantes que muy pronto irán a parar a donde se merecen estar, en los mismísimos infiernos por traidores y desleales para con el Dios que les dio la vida.

 

Porque no recordar:

 

Mateo 5:8

Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.

 

Hebreos 12:14

Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

 

Apocalipsis 22:4

Ellos verán su rostro, y su nombre en sus frentes.

 

¿En donde veremos a Dios? Pues en los cielos, Dios no habita en la tierra, jamás a estado aquí.

 

1 Juan 2:2

Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque lo veremos como El es.

 

¿Les quedó claro? Por qué creen ustedes que el Verdadero Dios envió a este espíritu en el fin de los tiempos, pues para que revele la verdad absoluta que salva almas y que no ha sido enseñada por casi que ningún falso líder religioso, estas verdades celestiales son irrefutables, se pueden probar de muchas formas, porque DIOS NO ES HOMBRE COMO PARA MENTIR.

 

Esto lo dijo San Agustín considerado el Padre de la religión Católica:

 

Allí descansaremos y veremos; veremos y nos amaremos; amaremos y alabaremos. He aquí lo que acontecerá al fin sin fin ¿Y qué otro fin tenemos, sino llegar al Reino que no tendrá fin?"

"San Agustin civ 22,30"

 

El reino de Dios o el reino de los cielos, es un gobierno único celestial que comenzará después del Armagedón, cuando todas las personas malas, injustas y perversas sean destruidas, el único rey será Jesucristo.

 

El evangelio de Jesús nos invita al arrepentimiento, y dejar de pecar para poder ingresar al reino de Dios, ingresar no se les olvide, esto significa que aún no estamos dentro del reino de los cielos, que aún nos encontramos fuera de este reino, estamos habitando un mundo terrenal que no es de Dios, cuando sea el día de nuestra salvación seremos ingresados a ese reino celestial, ya no estaremos en esta tierra, no existirá tal cosa como teocracia esto es un vil invento, Jesús no gobernará en esta tierra durante mil años, esto es blasfemia, apostasía y herejía.

 

El reino de los cielos es distinto al reino de la tierra, el reino de los cielos queda allá arriba y el reino de la tierra queda aquí abajo, por favor noten la diferencia.

 

Génesis 1:1  En el principio Dios creo los cielos y la tierra, son dos cosas distintas.

 

Reino es un territorio gobernado por un rey, reyes han existido en la tierra durante toda la historia de la humanidad, pero tan sólo existe un sólo rey universal llamado Jesús, los reyes mandan sobre la tierra en el mundo material, pero el único que gobierna en los cielos y en el mundo espiritual es el Padre, en la tierra las personas hacen lo que se les venga en gana, pero en el reino de Dios tan sólo se hace la voluntad del Padre.

 

El propósito inicial de Dios era que su creación hiciera tan solo su voluntad, si todas las personas hubiesen vivido desde su espíritu, a esto se le podría llamar el reino de Dios en la tierra, pero como satanás alteró esta creación original, Dios ya se comenzó a referir a que este mundo era del diablo o de satanás y que su reino no era de este mundo, debido a que la humanidad hacía la voluntad de satanás en lugar de hacer la voluntad del Padre, el plan de Dios original era establecer un reino celestial en la tierra pero esto no fue posible debido a los ángeles rebeldes o caídos, la tierra fue corrompida y del reino celestial no quedo ni el rastro.

 

En el reino de Dios no puede existir la muerte, allí la vida espiritual es eterna, pero después de la caída del hombre los humanos dejaron de ser seres espirituales, comenzaron a ser seres carnales, por lo tanto no se le podría continuar llamando a la tierra el reino de los cielos en la tierra, porque aquí yacen las tinieblas y en Dios no hay oscuridad ni tiniebla alguna.

 

¿Desde cuando dejó de ser un reino celestial en la tierra?

 

Génesis 3:6

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como lo hizo ella.

 

En el pensamiento de Dios estaba que su creación no muriera nunca, pero sus planes fueron cambiados:

 

Romanos 5:12

Por tanto, tal como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también se extendió a todos los humanos, porque todos pecaron.

 

1 Timoteo 2:14

Y Adán no fue el engañado, sino que fue la engañada la mujer, cayó en transgresión.

 

Santiago 1:14

Sino que cada uno es tentado cuando es llevado y seducido por su propia pasión.

 

Santiago 1:15

Después cuando la pasión ha concebido, da a luz el pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte.

 

Observen:

 

1 Juan 2:16

Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida no proviene del Padre, sino del mundo.

 

Se le podría llamar reino de los cielos a una tierra llena de codicia y de maldad, por este motivo Dios dijo:

 

2 Corintios 4:4

En los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo que es la imagen de Dios.

 

 

- el dios de este mundo, queda muy claro, Dios no es el Dios de este mundo, el dios de este mundo se llama Satanás.

 

Juan 12:31

Ya está aquí el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.

 

Hechos 26:18

Para que abran bien sus ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en mi, el perdón de los pecados y herencia entre los que han sido santificados.

 

Si este mundo hubiese sido de Dios, no hubiera tenido que encarnar en Jesús para anunciarle a la humanidad que el tenía un reino celestial que no era de este mundo para quienes lograran vencer al mundo de satanás y todas sus tentaciones, el mismo Jesús fue tentado por satanás ofreciéndole todas las cosas de este mundo, esto significa que el reino de los cielos jamás a estado en la tierra después de la caída del hombre.

 

¿Porque motivo Dios transformará este cuerpo pecaminoso en un cuerpo glorioso?

 

Por la sencilla razón de que en el reino de los cielos, o reino de Dios no puede habitar nada pecaminoso, ni nada corruptible, y todo lo que hay en esta tierra es pecaminoso y corruptible, por esto no se le puede llamar a este planeta el reino de Dios en la tierra, estaríamos blasfemando, estaríamos aceptando que Dios es cómplice del pecado, la injusticia y la maldad, en esta tierra se encuentran cientos de miles de iglesias falsas cristianas que van a ser destruidas en el fin de los tiempos.

 

1 Juan 2:11

Pero el que aborrece a su hermano, está en tinieblas y anda en tinieblas, y no sabe a donde va, porque las tinieblas han cegado sus ojos.

 

La tentación de Jesús por el príncipe de este mundo llamado el diablo o Satanás:

 

Lucas 4:5

Y le llevó el diablo a un monte alto, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mi me ha sido entregada, y a quien quiero se lo doy.

 

El reino de los cielos no volverá a ser traído a esta tierra, es por esto que Jesús promete el reino de los cielos a través de un ciudad Santa espiritual llamada Jerusalén la cual tiene medidas de ángeles muy definidas,  nada tiene que ver la Jerusalén física prometida por Jehová a los Israelitas, además esta esta Jerusalén Física dejó de ser santa y va a ser destruida en su totalidad, lo de la construcción del tercer templo para luego ser Israel la Capital del control mundial tan sólo se les va a quedar en meras ilusiones, el nuevo orden mundial judío no prosperará.

 

Deben de saber interpretar muy bien los siguientes versículos relacionados al Padre Nuestro enseñado por Jesús como la oración al Padre de los cielos más importante:

 

Mateo 6:9-10

Vosotros, pues, oraréis de esta manera: Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.

 

Esta oración de fe es exclusiva para los verdaderos cristianos, venga a nosotros tu reino, significa que su mensaje o su palabra llegue a nuestros corazones para vivir según su voluntad, si le pedimos al Padre que su reino descienda a nuestro espíritu, esto significa que el reino de Dios no está en la tierra, es por este motivo que le pedimos a Dios que nos envíe parte de lo que es su reino para poder cumplir con su santa voluntad, pero resulta ser que 1200 millones de Católicos del mundo pueden rezar cien Padres nuestros pidiendo que su reino llegue a sus espíritus, pero ese reino celestial jamás está en la gran mayoría de estos falsos e hipócritas falsos cristianos, por que no se han arrepentido y pecan y pecan una y otra vez de la manera más baja y descarada, el reino de los cielos jamás desciende en donde hay oscuridad y tinieblas, esto significa nada más y nada menos que el mismo satanás a través de estas personas solicitando que el reino de Dios descienda al reino de satanás, cosa que es imposible de cumplir.

 

La Santidad para poder ser salvos no consiste en ser miembro de esta o aquella iglesia, la santidad se encuentra tan solo en quienes viven desde su espíritu imitando la vida de Jesús.

 

Recordemos a Jesús que dijo: Mi reino no es de este mundo.

 

2 Timoteo 2:12

Si perseveramos, también reinaremos con El; si le negamos. El también nos negará.

 

El espíritu Rubén López.