Ouroboros: La Serpiente Cósmica que se muerde su propia cola el día 21 de junio del año 2016.

 

Ouroboros o Uroboros, significa la serpiente o el Dragón que se muerde su propia cola, por supuesto que estamos ante la presencia del mismo diablo o satanás la serpiente antigua del génesis, el mismo dragón del Apocalipsis, se le llama el eterno retorno, el fin y un nuevo comienzo, el Ouroboros está relacionado con el gnosticismo, hermetismo y el hinduismo, en general con el esoterismo de los grupos secretos.

 

Aquí pueden observar el Ouroboros en la satánica Teosofía de Helena Blavatski.

 

 

 

En esta otra imagen se puede observar al Ouroboros en los tratados de alquimia esotérica, Ouroboros en el árbol de la vida.

 

 

 

Y por supuesto que no podía faltar la representación del diablo o Satanás en su eterno retorno, simbolizado en el escudo del Papa gregorio Xlll (13) quien cambió el calendario Juliano por el Gregoriano, para acomodar la fecha del día 21 de junio del año 2016.

 

El ouroboros en el medallón que conmemoraba el cambio de calendario del Papa Católico Romano Gregorio Xlll, el dragón se muerde su propia cola.

 

 

Ouroboros Gnóstico Romano y Egipcio.

 

 

 

Ouroboros Egipto Grecoromano, La Cleopatra del Alquimista.

 

 

Ouroboros en los secretos de la Alquimia.

 

 

 

La primera aparición del conocido Ouroboros, se encuentra en un libro funerario egipcio muy enigmático  encontrado en la tumba del Faraón Egipcio Tutankamón del siglo 14 antes de cristo, el texto se refiere a las acciones del dios Sol Ra, y su unión con Osiris, en esta serpiente que se muerde la cola, está implicada una renovación del mundo.

 

Para el Hinduismo esta serpiente representa la creación y la destrucción, el nacimiento y la vida, la muerte y un nuevo nacimiento, en el fin de los tiempos representa el fin de un ciclo, la destrucción del viejo mundo y el inicio de un nuevo mundo conocido como El Nuevo Orden Mundial.

 

En Grecia, Platón describió al Ouroboros, como el primer ser vivo que se autocome, o que se come a sí mismo, un ser inmortal circular que envuelve al Universo, que se va pero que regresa de nuevo cada que se muerde su propia cola.

 

 

Esta entidad cósmica viva, no tiene necesidad de ojos porque nada tiene que ver fuera de él para ser visto, no necesita de orejas porque fuera de él, no hay nada para ser escuchado, no necesita de atmósfera para poder respirar,  como tampoco necesita de órganos para poder recibir alimentos y luego deshacerse de ellos,  es una serpiente auto suficiente, no le falta nada, todo lo tiene, no tiene necesidad de tomar nada, ni de defenderse contra cualquier otra cosa, no necesita de pies para caminar, ni de manos, su movimiento es circular, esférico, todos los números siete, es todo lo que necesita, son los números más adecuados para su mente, su sabiduría y su inteligencia.

 

Siempre se mueve en circulo y en determinado punto del final de un ciclo se muerde su propia cola, el Universo fue creado sis pies y sin manos, el Ouroboros es inmortal, se mata así mismo, y el mismo se da una nueva vida, este es el eterno regreso de la creación de los mundos y su posterior destrucción, Ouroboros representa al uno del cual procede el choque frecuente entre los opuestos.

 

El Ouroboros Cósmico.

 

 

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.