Satanás es muy real.
Satanás, el diablo, la serpiente antigua, en El Nuevo Testamento.
 
Apocalipsis 2:9
Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico) y la blasfemia de los que dicen ser judíos y no lo son, sino que son de la sinagoga de Satanás.
 

Apocalipsis 2:10

No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo va a echar a algunos de vosotros a la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación durante diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

 

Apocalipsis 2:13

Yo conozco tus obras y dónde moras: donde está el trono de Satanás; y retienes mi nombre y no has negado mi fe, ni aun en los días de Antipas, mi testigo fiel, el que fue muerto entre vosotros, donde Satanás mora.

 

Apocalipsis 2:24

Pero a vosotros, y a los demás que están en Tiatira, que no tienen esa doctrina y que no han conocido las profundidades de Satanás, como ellos las llaman, yo os digo: No impondré sobre vosotros otra carga.

 

Apocalipsis 3:9

He aquí, yo haré que los de la sinagoga de Satanás, los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten, he aquí, yo los obligaré a que vengan y adoren delante de tus pies, y sepan que yo te he amado.

 
Apocalipsis 9:11
Y tienen sobre ellos como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.
 
Apocalipsis 12:3
Y apareció otra señal en el cielo: y he aquí, un gran dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas, siete diademas.
 
Apocalipsis 12:9
fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, quien engaña a todo el mundo; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
 
Apocalipsis 12:10
Y oí una gran voz en el cielo que decía: Ahora han venido la salvación, y el poder, y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
 
Apocalipsis 20:1-3

Y vi a un ángel descender del cielo, que tenía la llave del abismo y una gran cadena en la mano.

Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años;

y lo arrojó al abismo, y lo encerró y puso un sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años. Y después de esto, debe ser desatado por un poco de tiempo.

 
Apocalipsis 20:7

Y cuando los mil años se cumplan, Satanás será soltado de su prisión,

y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de ellos es como la arena del mar.

 
Apocalipsis 20:10
Y el diablo que los engañaba fue lanzado al lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.
 
Mateo 4:1-11

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.

Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Y se le acercó el tentador y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

Mas él, respondiendo, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo

y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, échate abajo, porque escrito está:

A sus ángeles mandará por ti, y te llevarán en sus manos, para que no tropieces con tu pie en piedra.

Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adoras.

Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás.

El diablo entonces le dejó, y he aquí, los ángeles vinieron y le servían.

 
Mateo 12:24
Mas los fariseos, al oírle, decían: Éste no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios.
 
Mateo 12:29
Porque, ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no lo ata? Y entonces saqueará su casa.
 
Mateo 12:43
Cuando el espíritu inmundo ha salido del hombre, anda por lugares secos buscando reposo, pero no lo halla.
 
Mateo 13:19
Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo y arrebata lo que fue sembrado en su corazón; éste es el que fue sembrado junto al camino.
 
Mateo 13:25
Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
 
Mateo 13:38-39
y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo; y el enemigo que la sembró es el diablo; y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.
 
Mateo 16:23
Entonces él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no entiendes lo que es de Dios, sino lo que es de los hombres.
 
Mateo 25:41
Entonces dirá también a los que estén a la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
 
Romanos 16:20
Y el Dios de paz aplastará pronto a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.
 
1 Pedro 5:8
Sed sobrios, y velad, porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
 
2 Pedro 2:4
Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al infierno, los entregó a cadenas de oscuridad, para ser reservados para el juicio;
 
Juan 8:44
Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de sí mismo habla, porque es mentiroso y padre de la mentira.
 
Juan 10:10
El ladrón no viene sino para hurtar, y matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
 
Juan 13:27
Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo pronto.
 
1 Juan 3:8
El que comete pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.
 
1 Juan 3:10

En esto se distingue entre los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia y que no ama a su hermano, no es de Dios.

 
Juan 12:31
Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.
 

Juan 13:2

Y acabada la cena, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas hijo de Simón Iscariote que le entregase,

 
Juan 14:30
No hablaré ya mucho con vosotros, porque viene elpríncipe de este mundo, y él no tiene nada en mí.
 
Juan 16:11
y acerca del juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ya ha sido juzgado.
 
1 Juan 5:18-19

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no peca, mas el que es engendrado por Dios se guarda a sí mismo, y el maligno no le toca.

Sabemos que somos de Dios y que todo el mundo yace en la maldad.

 

Lucas 4:1-13
Y Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y fue llevado por el Espíritu al desierto

por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días; y pasados éstos, tuvo hambre.

Entonces el diablo le dijo: Si eres el Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan.

Y Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

Y le llevó el diablo a un alto monte y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.

Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy;

pues si tú me adorares, todos serán tuyos.

Y respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

Entonces le llevó a Jerusalén y le puso sobre el pináculo del templo y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, lánzate de aquí abajo,

porque escrito está: A sus ángeles mandará para que te guarden;

y en las manos te llevarán, para que no tropiece tu pie en piedra.

Y respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios.

Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se alejó de él por un tiempo.

 

Lucas 8:12

Y los de junto al camino son los que oyen; pero luego viene el diablo y quita la palabra de su corazón, para que no crean y se salven.

 

Lucas 10:18
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.
 

Lucas 10:19

He aquí os doy potestad para hollar serpientes y escorpiones, y vencer toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

 

Lucas 11:15

Pero algunos de ellos decían: Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios.

 
Lucas 11:18-20

Y si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo permanecerá en pie su reino? Porque decís que por Beelzebú yo echo fuera los demonios.

Pues si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿vuestros hijos por quién los echan fuera? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.

Pero si por el dedo de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

 

Lucas 13:16
Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado durante dieciocho años, ¿no se la debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?
 
Lucas 22:31
Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;
 
Marcos 3:22-26

Y los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios.

Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás?

Y si algún reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer.

Y si alguna casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.

Y si Satanás se levanta contra sí mismo y está dividido, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin.

 
Marcos 4:15
Y éstos son los de junto al camino en los que se siembra la palabra; mas después que la han oído, inmediatamente viene Satanás y quita la palabra que se sembró en sus corazones.
 
1 Corintios 7:5
No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos en el ayuno y la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra falta de dominio propio.
 
2 Corintios 2:11
para que Satanás no saque ventaja alguna sobre nosotros, pues no desconocemos sus maquinaciones.
 
2 Corintios 4:4
en quienes el dios de este mundo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el que es la imagen de Dios.
 
2 Corintios 11:3
Pero temo que, así como la serpiente engañó a Eva con su astucia, sean vuestros sentidos de alguna manera desviados de la sencillez que es en Cristo.
 
2 Corintios 11:14-15
Y no es de extrañar, porque el mismo Satanás se hace pasar por ángel de luz.
Así que, no es extraño si también sus ministros se hacen pasar por ministros de rectitud, cuyo fin será conforme a sus obras.
 
2 Corintios 12:7
Y para que la grandeza de las revelaciones no meexaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.
 
Efesios 2:2
en los que anduvisteis en otro tiempo conforme a la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
 
Efesios 4:27
ni deis lugar al diablo.
 
Efesios 6:11-16

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra las fuerzas espirituales de maldad en las regiones celestes.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Estad pues firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia.

Y calzados los pies con la preparación del evangelio de paz;

 sobre todo, tomad el escudo de la fe, con el que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

 

Santiago 2:19
Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.
Santiago 4:7
Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
 
Hebreos 2:14
Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir, mediante la muerte, al que tenía el imperio de la muerte, a saber, al diablo,
 
Hechos 5:3
Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo y te quedases con parte del precio de la heredad?
 
Hechos 13:10
le dijo: Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia, ¿no cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?
 
Hechos 26:18
para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe en mí, remisión de pecados y herencia entre los santificados.
 
Colosenses 1:13
que nos ha librado del poder de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su amado Hijo,
 
1 Tesalonicenses 2:18
Por lo cual quisimos ir a vosotros, yo, Pablo, a la verdad, una y otra vez; pero Satanás nos lo impidió.
 
1 Tesalonicenses 3:5
Por lo cual también yo, no pudiendo soportar más, he enviado para informarme de vuestra fe, no sea que os haya tentado el tentador, y que nuestro trabajo haya sido en vano.
 
2 Tesalonicenses 2:9
a aquel inicuo, cuyo advenimiento es según la obra de Satanás, con todo poder, y señales, y prodigios mentirosos,
 
1 Timoteo 1:20
entre los que están Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás, para que aprendan a no blasfemar.
 
1 Timoteo 3:7
También es necesario que tenga buen testimonio de parte de los extraños, para que no caiga en afrenta y enlazo del diablo.
 

1 Timoteo 5:15

Porque ya algunas se han apartado para ir en pos de Satanás.

 
2 Timoteo 2:26
y se zafen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.
 
Apocalipsis 12:9-12

Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, quien engaña a todo el mundo; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Y oí una gran voz en el cielo que decía: Ahora han venido la salvación, y el poder, y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra de su testimonio, y no amaron sus vidas, ni aun hasta sufrir la muerte.

Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar!, porque el diablo ha descendido a vosotros, teniendo gran ira, pues sabe que tiene poco tiempo.

 
Satanás, el diablo, la serpiente antigua, en El Antiguo Testamento.
 
Génesis 3:1
Ahora bien, la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho, la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de ningún árbol del huerto?
 
Génesis 3:4-5

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

sino que sabe Dios que el día en que comáis de él serán abiertos vuestros ojos y seréis como dioses, conociendo el bien y el mal.

 

Génesis 3:15
Y pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.
 
Job 1:6-12

Y aconteció que un día vinieron los hijos de Dios a presentarse delante de Jehová, entre los cuales vino también Satanás.

Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Y respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella.

Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

 Y respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde?

¿No le has levantado tú una valla a él, y a su casa y a todo lo que tiene alrededor? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.

Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu mismo rostro.

Y dijo Jehová a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tus manos; solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová.

 

Job 2:3-7

Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa?

Y Satanás respondió a Jehová y dijo: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida.

Pero extiende ahora tu mano y toca su hueso y su carne,y verás si no blasfema contra ti en tu mismo rostro.

Y Jehová dijo a Satanás: He aquí, él está en tus manos; pero guarda su vida.

Y salió Satanás de delante de Jehová e hirió a Job conuna sarna maligna desde la planta de su pie hasta la coronilla de su cabeza.

 
1 Cronicas 21:1
Satanás se levantó contra Israel e incitó a David a que hiciese un censo de Israel.
 Isaías 14:12-15

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucifer, hijo de la mañana! Derribado fuiste a tierra, tú que debilitabas a las naciones.

Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo. Levantaré mi trono por encima de las estrellas de Dios y me sentaré sobre el monte de la congregación, hacia los lados del norte;

sobre las alturas de las nubes subiré; seré semejante al Altísimo.

Pero tú has sido derribado hasta el Seol, a los lados del abismo.

 

Ezequiel 28:11-19
Y vino a mí la palabra de Jehová, diciendo:

Hijo de hombre, entona una lamentación por el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría y perfecto en hermosura.

En Edén, en el huerto de Dios, estabas; de toda piedra preciosa era tu vestidura: de cornalina, topacio y diamante, jaspe, ónice y berilo, zafiro, carbunclo, y esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas fueron preparados para ti en el día de tu creación.

Tú, querubín ungido, protector, yo te puse allí; en el santo monte de Dios estabas; en medio de piedras de fuego andabas.

Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad.

A causa de la abundancia de tu comercio, te llenaste de violencia y pecaste; por lo tanto, te eché del monte de Dios por profano y te hice desaparecer de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura; corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor. Yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que te miren.

Por la multitud de tus maldades y por la iniquidad de tu comercio profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te reduje a ceniza sobre la tierra ante los ojos de todos los que te miraban.

Todos los que de entre los pueblos te conocen se asombrarán de ti; objeto de espanto serás y para siempre dejarás de ser.

Zacarías 3:1-2

Y me mostró al sumo sacerdote Josué, el sumo sacerdote que estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.

Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová, que ha escogido a Jerusalén, te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?

 

Judas 1:6-9

Y a los ángeles que no guardaron su estado original, sino que dejaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, hasta el juicio del gran día;

así también Sodoma y Gomorra, y las ciudades circunvecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado y seguido vicios contra la naturaleza, fueron puestas como ejemplo al sufrir el juicio del fuego eterno.

De la misma manera también estos soñadores mancillan su carne, y menosprecian la autoridad, y vituperan las potestades superiores.

Pero cuando el arcángel Miguel argumentaba con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a pronunciar juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.

 
1 Samuel 16:14
Y el espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová.
 
Levítico 19:31
No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos. Yo, Jehová, vuestro Dios.
 
Salmos 109:6
Pon a un malvado sobre él, y Satanás esté a su diestra.

Aportes:

 

                         rubendarisaristi@hotmail.com

 

                                El Espíritu Rubén López.

                                 El Profeta del Altísimo

                                    Armenia Quindío.

                                Colombia Sur América.

 

                        Los números del fin del mundo.

                        Gematría: 27 letras 27 números.

 

            Rubén López: Sangre descendencia de Yeshua.

 

           La Roca de la Creación: La Roca de La Salvación.

 

                                     2 Samuel 22:32

 Pues ¿Quien es Dios, fuera del Señor? ¿Y quien es Roca, sino sólo                                        nuestro Dios?

 

El Santo Grial: Yeshua El Verdadero Jesús: Sobre esta Roca Edificaré                                           mi Iglesia.