El gran engaño de la Iglesia Católica Apostólica Romana: La Eucaristía.

 

Según la versión Católica la Eucaristía es la consagración del pan en el cuerpo de Cristo y del vino en su sangre, en la Eucaristía se hace presente Jesús mediante el pan y el vino que el sacerdote consagra, por fe creemos que la presencia de Jesús está en la hostia y su sangre en el vino.

 

La verdad absoluta revelada por el espíritu Rubén López.

 

Maná es el nombre que el pueblo de Israel le dio al alimento físico que Jehová les proporcionó cuando atravesaban el desierto, huyendo de Egipto hacia la tierra prometida de Canaán.

 

Según éxodo 16:4-5 Estando Moisés con Aarón y su pueblo en el desierto de Sin en el Sinaí, el día quince del segundo mes Jehová le dijo a Moisés:

 

Mira que yo haré llover sobre vosotros pan del cielo y el pueblo saldrá a recoger cada día la porción diaria.

 

Y en éxodo 16:13-15 dice:  Y venida la tarde, subieron codornices que cubrieron el campamento; y por la mañana descendió rocío al rededor del campamento. Y cuando el rocío cesó de descender, he aquí que sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una escarcha sobre la tierra.

 

Escuchen con atención lo que dice a continuación el versículo:

 

viéndolo los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto? porque no sabían que era. Entonces Moisés les dijo: este es el pan que Jehová les da para comer.   (Alimento físico para el cuerpo)

 

Salmos 78:24

Jehová hizo llover sobre ellos maná para comer, y les dio comida del cielo.

 

Nehemías 9:15

Jehová les dio pan del cielo para su hambre para que pudieran entrar a poseer la tierra prometida.

 

Demasiado claro: El maná que Jehová hizo caer del cielo era un alimento físico para alimentar el cuerpo, no se trataba de ningún alimento espiritual.

 

Recordemos: ¿Y que forma tenía este maná o alimento para saciar el hambre del cuerpo?

 

 

 

Éxodo 16:15

he aquí que sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, y que forma tiene la hostia católica que la iglesia católica le da a sus creyentes como un alimento espiritual no siendo otra cosa que alimento para el cuerpo: pues es la misma cosa menuda y redonda que cayó en la antigüedad sobre el desierto del Sinaí.

 

La hostia Católica no es ningún alimento espiritual caído del cielo, se trata de un alimento físico para alimentar el cuerpo elaborado en panaderías o restaurantes por manos pecadoras y contaminadas, ese es el alimento que les están dando a los católicos, maná terrenal inmundo para que pierdan sus almas para siempre. 

 

Una cosa redonda y menuda.

 

 

Escuchen muy bien ustedes paganos y fanáticos católicos porque ese alimento físico llamado maná o la hostia enviado por el falso dios Jehová se les está agusanando en sus propias entrañas, han rechazado al verdadero Dios y creador del cual está dando testimonio el espíritu Rubén López, han rechazado el verdadero maná espiritual ofrecido por Jesús que sí es alimento que salva almas para una vida eterna.

 

Los relatos bíblicos dicen que en los primeros cinco días el maná que recibían se agusanaba si lo guardaban para el día siguiente, debían de estar recibiendo maná o esa cosa redonda o menuda de manera constante para que no se agusanara.

 

Éxodo 16:19:27

Moisés les dijo: Que nadie guarde nada para el día siguiente, pero no le obedecieron a Moisés y algunos guardaron algo de maná para el día siguiente pero se les llenó de gusanos y se pudrió.

 

 

Jehová les proporcionó este maná físico para alimentar el cuerpo durante 40 años y dijo Moisés: Esto dice Jehová, llenad unos cestos con la muestra de este maná y conservadlo, para que vuestros descendientes puedan ver el alimento con el cual los alimenté en el desierto. Los israelitas comieron el maná por espacio de cuarenta años hasta que llegaron a las tierras de Canaán.

 

Ya basta, ese maná era para el pueblo elegido de Jehová no es para los verdaderos Cristianos que le creen a las palabras de Jesús, por qué motivo la iglesia católica insiste en dar un alimento físico pagano a los ingenuos creyentes que buscan la salvación a través de Cristo Jesús, ustedes malditos líderes católicos arderán en el infierno por siempre por haberle hecho perder el alma a muchas personas ingenuas que les creyeron todas sus farsas y mentiras.

 

 

El verdadero Padre de Jesús autorizó que se le continuara dando el mismo alimento físico que les envió el falso dios Jehová a su pueblo elegido de Israel a los Cristianos de hoy en día: No absolutamente No y rotundamente No, esta es una práctica maligna que hará perder muchas almas, escuchen lo que dijo Jesús al respecto:

 

Escuchen el significado de hostia: La hostia es un trozo de pan ácimo sin levadura de harina de trigo de forma circular que se ofrece en la eucaristía o en la misa católica como sacrificio al Dios Padre para alcanzar la salvación de las almas de los hombres y de las mujeres.

 

Ahora veamos el significado del Maná: maná es un alimento físico enviado por Jehová para alimentar el cuerpo del pueblo de Israel y tiene forma circular.  Esta muy claro que este alimento físico no salva almas tan sólo servía para alimentar el cuerpo, era un alimento corruptible, se pudría, se dañaba y se llenaba de gusanos.

 

El Vaticano tiene como argumento el dar como alimento la hostia o el maná antiguo de Jehová a sus creyentes está basado en los siguientes versículos:

 

Juan 6:51-58

 

Yo soy el pan vivo bajado del cielo, si alguno come de este pan, vivirá para siempre, y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.

 

Discutían entre sí los Judíos y decían:

 

Como puede éste darnos a comer carne, y Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 

 

El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.

 

Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.

 

El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.

 

Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo en el Padre, también el que me coma vivirá por mí.

 

Escuchemos con mucha atención la parte el final de los versículos:

 

Juan 6:58

Este es el pan bajado del cielo; No como el que comieron en la antigüedad y murieron, pues el que coma este pan vivirá para siempre.

 

Veamos lo siguiente:

 

Jesús como el pan de la vida:

 

Juan 6:34

Entonces le dijeron: Señor, danos siempre este pan, y Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed, y aunque me has visto no creéis.

 

¿Si entendieron?  Jesús dijo: Yo soy el pan de la vida, el que viene a mí no tendrá hambre, esto es comer el cuerpo espiritual de Cristo, ir a él, no es consumir una cosa redonda llamada maná u hostia católica esto es una blasfemia, al cuerpo sagrado de cristo no se le puede comparar con el maná ofrecido por Jehová a los Israelitas para alimentar SU CUERPO, UN MANÁ QUE SE DAÑA Y SE LLENA DE GUSANOS, AL CONSUMIR LA HOSTIA ESTÁN DICIENDO QUE EL CUERPO DE CRISTO ES CORRUPTIBLE Y QUE EN ALGÚN MOMENTO SE PUEDE LLENAR DE GUSANOS, y la segunda parte respecto a su sangre a la cual representan con el consumo del vino Jesús dijo:  y el que cree en mí nunca tendrá sed, y aunque me has visto no creéis, beber su sangre es creer en cristo, en su santa y sagrada palabra, no es beber vino con el que se embriagan los hombres sobre la tierra, estas son dos grandes blasfemias y apostasías el comer una hostia como si fuera el cuerpo de cristo y el beber vino como si fuera la sangre de nuestro Señor y salvador, malditos sean todos los líderes católicos, y malditos sean todos os creyentes católicos que rechacen la verdad absoluta revelada por el único representante del verdadero Dios en la tierra, que sus cuerpos sean comidos por los gusanos y jamás puedan ver la luz eterna de nuestro único Señor y salvador, lo han traicionado, se han burlado de quien les dio la vida y les ofrecía su salvación, prefirieron creer en las falsas palabras de Papas, cardenales, Obispos y sacerdotes en lugar de haber creído tan sólo en las palabras de Jesús de Nazaret.

 

Escuchen por favor lo que este espíritu les está revelando y que es la misma palabra del Creador, primero el bautismo de bebes efectuado por la iglesia católica no es valido para la salvación, y el consumir la hostia o el maná aue se llena de gusanos y el beber vino en las misas católicas es la peor de las blasfemias, es un atentado contra el mismo espíritu Santo, escuchen con atención:

 

Juan 4:14

Pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota vida eterna.

 

De que agua celestial está hablando Jesús ¿De un agua similares a la que sale por los grifos o las llaves de las tuberías de sus hogares? No, no, entiendan No, es un agua espiritual, el comer el cuerpo de Cristo y el beber su sangre no significa que debemos de consumir un pedazo de pan circular que se daña porque es corruptible o el beber vino el símbolo de los borrachos y descarriados, es seguir a Jesús, es creer el él, es imitar su vida, es vivir en el espíritu, por ese motivo es que la gran mayoría de católicos no va a ser salvos porque su iglesia católica no les enseñó a vivir desde su espíritu para ser salvos, son muy pocos los católicos que saben lo que significa vida espiritual, consumen una oblea circular y luego van por el mundo cometiendo todo tipo de injusticias y de males, pecando de todas las maneras posibles, amando este mundo y sus deleites, pasiones y riquezas y se atreven en decir que son cristianos.

 

Juan 6:48

Jesús dijo: Yo soy el pan de la vida.

 

La palabra de nuestro Padre de los cielos dice con claridad:

 

Juan 6:51

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo también daré por la vida del mundo es mi carne.

 

Comer de su cuerpo y beber de su sangre: Seguir a Cristo, creer en Cristo, morir por Cristo, imitar a Cristo, vivir una vida espiritual alejada de todo lo que significa mundo terrenal.

 

  !No!  !No!  Rotundamente !No!

 

 

Juan 7:37

Y el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en voz alta: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba.

 

Que dijo Jesús ¿Si alguno tiene Sed o hambre espiritual acuda a una iglesia católica y consuma hostia redonda y vino?     ¡no!    Jesús lo que dijo fue que si teníamos sed o hambre espiritual tan sólo acudiéramos a él,  porque Jesús mismo es el pan  vivo de la vida eterna que desciende del cielo.

 

 

Mateo 5:6

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.

 

Juan 4:10

Jesús dijo: Si tu conocieras el don de Dios, y es quien te dice; Dame de beber, tu le habrías pedido a El, y El te hubiera dado del agua viva.

 

Católicos fanáticos, si aún tienen sed vayan en busca de Cristo nuestro Salvador el pan de la vida eterna, no vayan a las iglesias católicas paganas en busca de una oblea redonda que les envió Jehová a los israelitas para que alimentarán sus cuerpos, si continúan blasfemando de la misma manera, sus espíritus arderán muy pronto con las llamas y el fuego ardiente del infierno.

 

Juan 4:13

Respondió Jesús: Todo el que beba de esta agua no volverá a tener sed.

 

Que bueno que puedan escuchar a nuestro Señor y Salvador:

 

Juan 6:27

Trabajad, no por el alimento que perece y se daña, sino que trabajad por el alimento que permanece para vida eterna, el cual el hijo del hombre os dará.

 

Juan 6:35

Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida, el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.

 

Y que es lo que sucede en la vida real: Cambiaron a Cristo que es el pan vivo espiritual que desciende del cielo a los corazones de los hombres por un pedazo de pan con forma circular practica pagana, nadie acude a Jesús para calmar seu sed y su hambre, más bien prefieren acudir donde sus sacerdotes y pastores para que los engañen y los manipulen, ya nadie cree en el salvador, le creen es a los hombres codiciosos y malignos de este mundo que se disfrazan de corderos no siendo otra cosa que lobos hambrientos de riquezas materiales.

 

Juan 7:38

Jesús dijo: El que cree en mí, de lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.

 

Apocalipsis 7:17

El Cordero en medio del trono los pastoreará y los guiará hacia manantiales de agua viva, y Dios enjugará toda lagrima de sus ojos.

 

¿Quien los Pastoreará? ¿Sus pastores o sacerdotes o el mismo Jesús?

 

 

La hostia o el maná de Jehová consumido por los creyentes Católicos es una verdadera blasfemia:

 

Escuchen lo que dicen Jesús, pero los católicos prefieren llevarle siempre la contraria:

 

Juan 6:51

Yo Soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre.

 

Les pregunto: ¿la hostia ese pan o maná antiguo que consumen está vivo o es un alimento preparado por el hombre en un restaurante cualquiera de la tierra?  Hipócritas, desleales y traidores del verdadero Dios y Creador, ya muy pronto recibirán su merecido.

 

Es que no recuerdan acaso lo que sucedió en tiempos antiguos:

 

Maná es el nombre que el pueblo de Israel le dio al alimento físico que Jehová les proporcionó cuando atravesaban el desierto, huyendo de Egipto hacia la tierra prometida de Canaán.

 

Jehová dijo: Mira que yo haré llover sobre vosotros pan del cielo y el pueblo saldrá a recoger cada día la porción diaria.

 

Y en éxodo 16:13-15 dice:  Y venida la tarde, subieron codornices que cubrieron el campamento; y por la mañana descendió rocío al rededor del campamento. Y cuando el rocío cesó de descender, he aquí que sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una escarcha sobre la tierra.

 

viéndolo los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto? porque no sabían que era. Entonces Moisés les dijo: este es el pan que Jehová les da para comer.   (Alimento físico para el cuerpo)

 

Un alimento que se daña y se pudre.

 

 

Juan 6:55

Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre verdadera bebida.

 

La gran revelación:

 

Juan 6:63

El espíritu es el que da vida: la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

 

Lo que debe de consumir el verdadero cristiano para conseguir su salvación es la santa palabra de Dios que son espíritu y que son vida, no un pedazo de hostia que es el símbolo del dios falso Jehová y símbolo del dios pagano llamado Sol Invictus o Mitra el falso Jesús del Vaticano.

 

Lo que necesita el pueblo de Dios es el maná vivo espíritual, no el maná físico enviado por Jehová a través de Moisés, escuchen con atención:

 

Juan 6:32

Y Jesús les dijo: De cierto os digo; Moisés les dio Pan del cielo, mas mi Santo Padre les da es del verdadero pan del cielo.

 

Escucharon, prestaron atención a lo que dice Jesús:  mas mi Santo Padre les da es del verdadero pan del cielo.

 

Que quiere decir Jesús con:  De cierto os digo; Moisés les dio Pan del cielo, mas mi Santo Padre les da es del verdadero pan del cielo.

 

 

Mi santo Padre les da del verdadero Pan del cielo, esto significa que el maná caído sobre el desierto para alimentar cuerpos humanos no es el verdadero pan vivo de salvación, entonces que hacen los idiotas paganos católicos siguiéndole el juego a sus líderes religiosos consumiendo exactamente el mismo alimento redondo que Jesús dice que ese no es el verdadero alimento espiritual, que el mismo Jesús es el pan de la vida, este error les va a salir demasiado caro, le están diciendo mentiroso a Jesús y se están burlando de él, esto no tendrá perdón por parte del Padre, los hipócritas paganos católicos van a recibir un castigo demasiado fuerte, jamás debieron de llevarle la contraria a las palabras de Jesús.

 

 

 


El Maná caído en el desierto tenía sabor, es la misma hostia católica este es un alimento preparado por el hombre y que también tiene sabor, no es ningún maná 
espiritual caído del cielo el cual no tiene sabor alguno terrenal, éxodo 16:31 dice que eran como hojuelas redondas con una especie sabor a miel, las hostias también son redondas como hojuelas o laminas delgadas, estamos hablando exactamente del mismo producto, la hostia católica es el mismo maná de Jehová para alimentar el cuerpo del cual dice Jesús que este no es el alimento enviado por su padre para salvar almas.
 
Escuchemos las palabras exactas que dijo Jesús:
 
Juan 6:31-36
Está escrito que los Israelitas comiewron el maná en el desierto, pan les dio de comer Jehová.
 
Pero Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo. Moisés les dio pan del cielo, sino que mi santo Padre les da del verdadero Pan del cielo (el anterior no era verdadero pan del cielo, esto lo dice el mismo Jesús), porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.
 
Y le dijeron los Judíos, Señor, danos siempre de este pan.
 
Y Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida: el que viene a mí nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás.
 
Es difícil entender, como los Judíos del cristianismo primitivo acataron las palabras de Jesús y rechazaban ya el maná físico enviado por Jehová y ahora le suplicaban a Jesús que los alimentara con el maná enviado por su Padre desde los cielos que sirve para la salvación, mientras que los católicos de hoy en día rechazaron este maná celestial por continuar consumiendo el maná falso de jehová que no salva almas, no se en realidad que le pasa por la mente de estos falsos cristianos, saben que van a perder el alma y aún continúan detrás de estos hombres al servicio de la oscuridad que se hacen llamar líderes católicos romanos.
 
O lo que sucede es que Jesús estaba hablando en un idioma que no pueden entender, escuchen:
 
De cierto, de cierto os digo: el que cree en mí tiene vida eterna.
 
Los católicos y los protestantes no están creyendo en Jesús, creen es en los embustes y mentiras de sus líderes religiosos.
 
Dice Jesús: Yo Soy el pan de vida.
 
Los que comieron maná en el desierto ya están muertos.
 
Si escuchan lo que dijo Jesús: 

 

Los que comieron maná en el desierto ya están muertos.
 
Pero este es el pan que desciende del cielo, para el que de él coma no muera.
 
Si se destaparon bien los oídos, Jesús dijo que si consumen del pan que desciende del cielo les dará vida eterna, pero si ustedes continúan comiendo del otro alimento que sirven en las iglesias católicas lo único que les espera es la muerte y la condenación, pues van a saber lo que es la segunda muerte que son las llamas o el fuego del infierno, el espíritu Rubén López no está jugando ni está mintiendo, esta revelación es original y fue dictada por el mismo Padre de los cielos que desea que algunas de las almas de los creyentes católicos puedan ser salvas, ya el tiempo se les agotó, ya les queda tan sólo segundos de vida sobre la tierra.
El verbo se hace carne.-
 
Juan 1:13
Y el Verbo se hizo carne, y habló entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gloria y de verdad. 
 
Juan 8:32
Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.
 
Juan 14:6
Jesús les dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre sino por mi.
 
Jehová jamás dio alimento espiritual para vida eterna, este dios tan sólo daba alimento físico para que sus guerreros pudieran continuar al pie del cañón asesinando personas, escuchen:
 
Nehemías 9:15
Jehová los proveía de pan del cielo para saciar su hambre, y les sacaba agua de la peña para saciar su sed, para que tuvieran fuerzas para poseer a la fuerza las tierras prometidas.
 
Lo que dijo Jesús:
 
Mateo 4:4
Jesús dijo: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
 
El espíritu Rubén López.
El Profeta del Altísimo.
Rubén Darío Aristizabal López.

El Espíritu Rubén López.

Rubén Darío Aristizabal López.

Armenia Quindío.

Colombia Sur América.

 

Contacto: Correo:

rubendarisaristi@hotmail.com