El verdadero Amor.
 

Los requisitos para conseguir la salvación: Creer en Jesús, tener Fe en el Padre, ser bautizados en el nombre del Padre, del hijo y del espíritu Santo, abandonar todas las cosas de este mundo, y vivir desde el Espíritu, quien vive desde el espíritu sabe lo que significa la palabra amor.

 

El Amor según la definición humana universal relativo a la afinidad entre los hombres en la tierra, es un concepto relacionado con el afecto y el apego, este amor mueve las emociones, el amor es una virtud que representa afecto, bondad, y compasión hacia otros seres humanos, pero a nivel espiritual el Amor es algo mucho más complejo y amplio, el amor verdadero que nace desde el espíritu cubre todas las áreas de nuestra vida en relación con los demás.

 

El amor abarca una gran cantidad de sentimientos distintos, desde el deseo pasional y de intimidad del amor romántico, hasta el amor que nada tiene que ver con temas relacionados al sexo o al romanticismo, está el amor desinteresado hacia nuestro prójimo, el amor hacia nuestras amistades, el amor especial que sentimos hacia nuestros padres, pareja o hijos, y se encuentra el amor espiritual cuando amamos al padre de los cielos, a su amado hijo Jesús, o el amor relacionado a la compasión, bondad y misericordia que sentimos hacia las personas que sufren cualquier tipo de calamidad, pobreza, enfermedad, abandono, en estos últimos casos debemos de referirnos a un amor espiritual y no de un amor relacionado a temas religiosos.

 

Existen muchas clases de amor, pero existe tan sólo una raíz que es el verdadero amor que nace desde el espíritu, es un amor sincero y que nunca cambia, porque también existe el amor mental que miente, es un amor interesado y variable, hoy se puede amar y mañana se puede odiar a la misma persona a la cual se le dijo el día anterior que se amaba, esto sucede porque esta persona que miente respecto al amor vive un amor falso basado en una dualidad mental si viviera desde su espíritu, el amor que siente hoy por su pareja, sus hijos, amistades o extraños, jamás sufriría cambios, esta clase de amor espiritual basado en unidad jamás se puede convertir en algo contrario al amor como lo es el odio, la venganza, la ira, un amor sincero es para siempre, un amor espiritual jamás gola´pea, hiere o maltrata a su pareja, hijos o al prójimo, muchas personas creen que tener  sexo con distintas mujeres es amor, esto no es verdadero amor, esto se llama perversión sexual, las personas codiciosas de todos los bienes materiales de este mundo tampoco pueden amar desde su espíritu, esta clase de amor hacia las riquezas se llama idolatría, tampoco se puede decir que las personas aman a dicha celebridad o que aman a su líder religioso, esto no es amor, esto se llama fanatismo y también es idolatría.

 

El verdadero amor que nace desde el espíritu jamás se puede convertir en odio porque es un amor pleno, puro, santo, sagrado y desinteresado,  es un amor eterno no basado en energías, a diferencia del falso amor mental, que sí está hecho de energías y puede transmutarse o transformarse en otra cosa que no sea amor, es un amor falso, que a veces se muestra como luz, pero también oculta la oscuridad, que es la que hace que las personas le digan hoy a su pareja que la aman, y a la hora la están maltratando o golpeando, este no es amor espiritual, es amor mental.

 

Una persona que diga que ama mucho a su familia porque  la proteje y le da todo lo necesario, le da muchos lujos, dinero, joyas, extravagancias, los mejores colegios o universidades, como es el caso de la mayoría de personas codiciosas de este mundo que pertenecen a una élite cualquiera, o tienen mucho dinero, y no sienten compasión por el prójimo, son empresarios, industriales o terratenientes y explotan con bajos salarios a sus obreros, trabajadores o campesinos, no saben lo que es el amor, aman a su manera pero de manera selectiva, aman por conveniencia, este no es un amor puro y santo nacido desde el espíritu, es un amor falso mental, el verdadero amor no selecciona a las personas, el verdadero ama a toda la humanidad de igual forma, existiendo un poco de variante cuando se trata de Amar a Dios o a nuestros seres más cercanos, por esto se les llama nuestros seres más queridos, es que el amor es inagotable, no se va a acabar por el hecho que compartamos ese grandioso amor que nace desde nuestro interior de manera natural con los demás.

 

Nos podemos dar cuenta de que en realidad ya estamos conectados con nuestro espíritu, de que ya pudimos vencer este mundo y que ya somos seres espirituales cuando comenzamos a sentir en nuestros propios cuerpos el sufrimiento de los demás, comenzamos a sentir compasión por los necesitados, lo que le sucede a los demás y que los hace sufrir, pareciera que nos estuviera pasando esa calamidad a nosotros mismos, este es el amor que nace desde nuestro espíritu y es el que nos convierte en personas bondadosas, caritativas y misericordiosas, esta es la verdadera espiritualidad, es algo que nace desde nuestro interior de manera natural, amamos a los demás porque sentimos en nuestras entrañas de que debemos de amarlas no mostrando un falso amor hacia los demás para aparentar ante los demás un falso amor, este es un amor hipócrita e interesado que será condenado por el Padre, se engañan quienes creen que se salvarán por sus buenas obras, si estas buenas obras de caridad no van acompañadas de una amor sincero de nada valdrá esta hipócrita acción, a Dios nadie lo engaña,  muchas personas ricas y codiciosas hacen cualquier obra de supuesta caridad y la cantan a los cuatro vientos para que los demás observen de que son personas muy caritativas, esto se ve mucho en políticos y celebridades, creen que porque se sueltan de unas pocas monedas de sus inmensas fortunas para ayudar a una persona, están siendo bondadosas y van a conseguir la salvación pero están muy equivocadas, ya sus moradas eternas se encuentran en el infierno, la bondad debe de ir acompañada de un amor sincero y estos hijos de satanás no saben lo que es el verdadero amor espiritual.-

 

Amar a nuestras mascotas, amar la naturaleza, el arte o la música sana, son otras ramas del mismo único amor, el amar de distintas maneras, no significa de que dentro de nosotros existen diferentes tipos de amor, se trata de una sola clase de amor pero con distintas facetas.

 

Se debe de ser muy cuidadoso con no ir a confundir el verdadero amor con el apego o la obsesión, estas cosas no nacen del espíritu, se escucha mucho decir: yo amo el dinero o las riquezas, yo amo mi auto, mi casa o mi alcoba, yo amo mucho esta joya o amo mucho  o a esta celebridad, esto no es amor es apego hacia las cosas materiales, o cuando existe un amor extraño hacia otra persona puede tratarse no de amor sino de una obsesión.

 

El amor ha sido estudiado en todos los tiempos tanto a nivel espiritual, como en otras áreas como la psicología, la filosofía entre otras muchas, el amor nacido desde el espíritu no sirve tan sólo para amar a otras personas o seres vivos también es una fuente de inspiración, a través del amor espiritual se puede hacer música o su letra, se pueden realizar fantásticas pinturas, obras artísticasesculturas, se puede escribir poesía, en realidad definir al sentimiento espiritual llamado amor es demasiado complejo debido a que Dios que es Amor también es muy complejo como lo es el mismo hombre, de lo que si pueden estar seguros es que el verdadero amor es solo luz y allí no hay tinieblas, el falso amor mental que se muestra con una falsa luz es en realidad oscuridad y muy maléfica.

 

El amor maternal es la clase de amor más puro, nace desde la misma raíz del gran amor que tiene muchas variantes según a la clase de persona o cosa que se esté amando, nada se puede comparar con el amor que siente una madre hacia su pequeñito hijo recién nacido, luego viene el amor paternal, el amor hacia nuestros hermanos, hacia nuestra pareja, el amor romántico durante un noviazgo, y el amor hacia las cosas sagradas y las otras innumerables clases de amor nacido de tan sólo una fuente espiritual llamado Amor universal porque es un amor que se encuentra en todas partes, podemos estar amando con la misma intensidad a una persona que se encuentre a nuestro lado o a otra que se encuentra al otro lado del mundo, amamos a Jesús o a su Padre sin siquiera conocerlos, esta clase de amor sobrenatural e invisible nace a través de la fe, el amor platónico también debe de ser descartado como verdadero amor esto también es obsesión, al igual que lo es el narcisismo que a la vez también es idolatría.

 

La psicología y la filosofía define al amor mediante muchas formas con muchas variantes o clases de amor, pero no saben cual es la diferencia entre el verdadero amor y el falso amor nacido a nivel mental, por lo tanto, el amor estudiado a nivel científico sufre grandes alteraciones, son estudios fuera de la realidad debido a que no incluyen a Dios o a la parte espiritual en estos estudios para poder conocer la diferencia existente entre el verdadero amor y el falso amor, tan sólo estudian la psiquis del hombre y su comportamiento respecto al amor.

 

Otra gran confusión, pues muchos creen que la pasión hacia alguna cosa es amor, muchos sienten pasión por un deporte determinado, por un hobby cualquiera, por la música, por coleccionar objetos, y dicen siento mucho amor o pasión por esto o aquello, estas cosas tampoco es verdadero amor que nace desde el espíritu, esa pasión mental también es fanatismo, apego e idolatría, sentir pasión por las cosas espirituales de DIOS, sí es verdadero amor, pasión que mueva  la excitación, a la violencia y a la euforia, es una clase de pasión hecha de energías, allí no existe el amor, la pasión que se siente hacia las cosas sagradas o divinas, es un pasión esencial pasiva, por lo tanto se trata de un amor espiritual esencial, la pasión también se mueve en el campo de la atracción sexual pero ya sabemos cual es el verdadero amor a nivel pasional o el falso amor interesado por tan sólo tener la satisfacción sexual.

 

Es demasiado común ver la forma en que las celebridades cambian de pareja cada año como si se estuvieran cambiando de camisa cada día, se sienten atraídos  por una mujer, se apasionan de ellas, la obtienen, y al año este supuesto amor a muerto y se vuelven a enamorar de manera falsa de otra persona y continúa este ciclo vicioso una y otra vez, se trataba de un falso amor, lo que sentían era deseos sexuales desenfrenos, el verdadero amor jamás muere, siempre permanece vivo y radiante, por lo tanto a la persona que se ama por primera vez jamás se le deja de amar así venga la vejez y no sea tan hermosa como en el principio, otra clase de amor falso es el que profesan las jovencitas que buscan un hombre rico y poderoso para contraer matrimonio, este es un amor mental interesado, otras personas tratan de comprar el amor de sus hijos comprándoles todo cuanta cosa ellos deseen y de marca o lo más caro, esto no es amor, es manipulación por parte y parte, un buen hijo jamás le puede exigir a sus padres que les den cosas que ellos no pueden comprar a cambio de un supuesto amor a cambio, si no me das esto o aquello es porque no me quieres, a estos adolescentes les faltó educación respecto a lo que es la sencillez y la humildad que nacen del mismo verdadero amor espiritual.

 

El amor también puede ir naciendo de manera gradual, hay personas que permiten que se les ame con gran facilidad, otras persona no permiten que nuestro amor sincero llegue a ellos, es como si fueran prevenidos porque otras personas las han engañado o les han hecho daño, entonces han perdido la fe o la confianza en el amor, también puede suceder de que hoy no sintamos atracción hacia una persona, y con el trato o con los días, este amor va surgiendo y va creciendo hasta formarse en un amor pasional muy real y vivo, cuando el amor se encuentra en la cúspide no podemos permitir que se venga a pique, aquí es cuando nos referimos de que el amor hacia nuestra pareja a muerto, ya no se siente la misma pasión que teníamos al principio. 

 

Como es posible que tan sólo amamos a nuestra pareja mientras le estemos haciendo el sexo, pero cuando esta misma persona está en la cocina haciendo nuestros alimentos, lavando platos, lavando ropa, cuidando nuestros hijos, o restregando el piso ya ese amor tan intenso que se tenía en la cama se haya perdido y la veamos de otra manera, osea cono una esclava a nuestro servicio, este es un falso amor sexual interesado e hipócrita, es un amor de conveniencia.

 

Existe también el tipo de amor pasivo y el tipo de amor que mueve nuestros sentimientos, no es lo mismo amar a nuestros hijos, que amar a nuestra pareja cuando hay unión intima conyugal, es un amor espiritual unido a la parte carnal que es cuando este amor se convierte en pasión la atracción física hacia otra persona de sexo opuesto mueve nuestras emociones, a esto se le llama sentimientos amorosos pasionales, el amor completo o el amor perfecto espiritual muy pocas personas lo conocen, no saben lo que es el verdadero amor, un amor del más puro a nivel pasivo y que no mueve las partes emocionales a nivel de energías, sino que se trata de un amor puramente espiritual, lo podemos contemplar en Sor Teresa de Calcuta, es cuando una persona a abandonado completamente todas las cosas de este mundo y se entrega de manera desinteresada a servir al prójimo, lo hace porque siente desde su interior la necesidad de hacerlo, no porque con esta actitud bondadosa y misericordiosa le va a salvar su alma, quienes hagan obras de caridad pensando de que a cambio de esto, van a obtener la salvación, están engañadas, a Dios no se le manipula de ninguna manera, y tengan presente algo muy importante: que lo que haga tu mano derecha no lo sepa tu mano izquierda, has todas las obras de caridad que puedas pero no andes pregonándolo, esto es de hipócritas. 

 

Jamás condicionemos el amor: Te amo si me regalas esto o aquello, te amo por que me das dinero, ropas o joyas, te amo porque me cuidas, te amo porque tienes una linda cara, un bello cuerpo, o vistes muy bien, este falso amor es mentiroso, interesado y falso., el verdadero amor siempre debe de ser incondicional y desinteresado para que siempre se mantenga con vida, nosotros nos debemos de amar siempre en las buenas y en las malas, no podemos decir: ya no te amo porque ya eres vieja, ya no te amo porque fracasaste y ya no tienes dinero para darme gustos, ya no te quiero por que me enamoré de otra persona, ya no te quiero por esto o por aquello, no debemos de herir los buenos sentimientos de la otra persona.

 

Debemos ahora preguntarnos; ¿De que manera Dios nos ama a nosotros, y de que manera nosotros lo amamos a él?

 

El Amor siempre debe de ser correspondido o también este amor tiende a "morir", no es que muera la fuente del amor porque esta jamás muere esta fuente espiritual de amor es eterna y está al mismo tiempo en todas partes, lo que sucede es que este amor no correspondido puede ir descendiendo de manera paulatina y va desapareciendo hacia esa persona, nosotros podemos amar de manera sincera a otra persona, y este amor es genuino y espiritual, y la otra persona nos puede mentir diciendo que también siente el mismo sentimiento que nosotros sentimos hacia ella, entonces cuando tenemos nuestro amor en la cúspide hacia determinada persona, nos vamos defraudando y nos vamos dando cuenta de que se trataba de un amor falso interesado, y que está persona nos estaba engañando, o la descubrimos en medio de infidelidad con otro hombre, entonces este primer amor puro espiritual que había crecido hacia esta persona va descendiendo, y va desapareciendo, ya no sentimos la misma pasión del comienzo, es cuando nos referimos de que el amor hacia dicha persona a muerto, o que nos ha matado el amor, pero esto no es cierto el amor jamás muere, lo que se perdió y murió fue el interés pasional hacia esa persona, porque este amor puede volver a nacer o florecer cuando comenzamos a sentir interés por otra persona, hasta que nos encontramos con la pareja ideal con amores correspondidos, ninguna de las dos personas estaba mintiendo, por lo tanto será un verdadero amor espiritual genuino para toda la vida porque este amor jamás va a mermar o va a morir, pero el ingrediente principal para que este amor no muera es regarlo día a día con detalles, tolerancia, comprensión respeto, fidelidad, honestidad, y otras virtudes propias del amor.

 

Es muy importante mostrarnos siempre de manera natural, y jamás mentir para ganarnos el amor de la otra persona,primero nos estamos engañando nosotros mismos, segundo estamos engañando a la otra persona, y lo más grave de todo este asunto estaremos engañando a Dios, o creemos que lo estamos engañando por que el sabe todas las cosas que hacemos sean buenas o sean malas.

 

Hice mención a estas últimas cosas para poder definir de que manera Dios nos ama a nosotros, Dios lo único que pide a cambio de su amor es que le seamos fieles a Él, y que tan sólo hagamos su santa voluntad y no hagamos el mal, que lo amemos a Él con todo nuestro espíritu, que amemos a su hijo, y que nos amemos unos a otros, esto es todo lo que pide para poder él, llevarnos de vuelta a su reino celestial, incluso dice que amemos hasta a nuestros peores enemigos porque el juzgarlos tan sólo le corresponde a Él. 

 

¿Será que nosotros le estamos correspondiendo esta misma clase de amor a nuestro Padre Celestial?

 

Si no hacemos su santa voluntad que es dejar todas las cosas de este mundo, no lo estaremos amando, lo que estamos haciendo es burlándonos de él, estaremos amando con un falso amor mental todas las cosas de este mundo, pero el Amor hacia las cosas sagradas o divinas no está en nosotros por lo tanto Dios no estará con nosotros, las citas bíblicas que este espíritu Rubén López les comparte se los explicará mejor.

 

Recordemos que el Amor más puro es aquel Amor que no está basado en sentimientos o en emociones, se trata de un amor esencial espiritual esta clase de Amor puro es el que se encuentra en nuestro Padre, siempre es incondicional y desinteresado.

 

 

Dios es Amor.

 

Juan 3:16

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que crea en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

 

1 juan 4:16

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en Amor, permanece en Dios, y Dios en él.

 

1 Juan 4:7

Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y conoce a Dios.

 

1 Juan 4:8

El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.

 

1 Juan 4:9

En esto se manifestó el amor de Dios en nosotros: en que Dios ha enviado a su hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de El.

 

1 Juan 4:12

A Dios nadie lo ha visto jamás. Si nos amamos unos a otros. Dios permanece en nosotros y su amor se perfecciona en nosotros.

 

 

El Gran Mandamiento de Jesús:

 

Mateo 22:36

Maestro: ¿Cual es el gran mandamiento de la Ley?  Y Jesús respondió diciendo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas.  Este es el Gran mandamiento.

 

1 Juan 4:21

Y este mandamiento tenemos de Jesús: que el que ama a Dios, ame también a su hermano.

 

Mateo 5:43

Acaso has oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.

 

Juan 13:34

Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros.

 

1 Corintios 16:14

Hagan todo con amor.

 

Efesios 4:2

Siempre sed humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en Amor.

 

1 Juan 4:19

Nosotros amamos a Dios porque él nos amó primero.

 

Romanos 12:9

El Amor debe de ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrensen al bien.

 

1 Corintios 13:2

Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, en realidad nada soy.

 

1 Corintios 13:13

Ahora, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.

 

Efesios 5:25

Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa.

 

Romanos 12:10

Amense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.

 

Que el Señor los lleve a amar como Dios ama, y a perseverar como Cristo perseveró.

 

1 Juan 4:20

Si alguien afirma: "Yo amo a Dios", pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto.

 

Juan 15:13

Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos.

 

1 Corintios 14:1

Procurad alcanzar el amor, pero también desead ardientemente los dones espirituales, sobre todo que profeticéis.

 

Gálatas 5:22

Más el fruto del espíritu es Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, Fe, misericordia, mansedumbre, templanza.

 

1 Corintios 13:4

El amor es paciente, es bondadoso: el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante.

 

Mateo 7:16

Por sus frutos los conoceréis, ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?

 

1 Corintios 13:14

Y si diera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me serviría.

 

Colosenses 3:14

Por encima de todo, vístanse de amor el cual es el vínculo perfecto.

 

Del espíritu tan sólo sale amor.

 

Romanos 8:5

Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu.

 

Romanos 14:17

Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.

 

Efesios 5:9

Porque el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad.

 

Colosenses 3:12

Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados, sed revestidos de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia.

 

1 Pedro 4:8

Sobre todo, sed fervientes en vuestro amor los unos por los otros, pues el amor cubre multitud de pecados. Sed hospitalarios los unos para con los otros, sin murmuraciones.

 

1 Pedro 1:22

Puesto que en obediencia a la verdad habéis purificado vuestras almas para un amor sincero de hermanos, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro.

 

A quienes Jesús salvará en el fin de los tiempos eran personas llenas de amor y compasión para con los demás:

 

Mateo 25:35

Porque tuve hambre, y me distéis de comer; tuve sed, y me disteis de beber, fui huésped o forastero,  y me diste alojamiento, desnudo y me cubristeis; enfermo y fuiste al hospital a verme, estuve en la cárcel y vivisteis a mí.

 

De cierto os digo que en cuanto a lo que hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí me lo hicisteis.  A estos mi Padre le tiene moradas preparadas en los cielos, y quienes no hicieron tales cosas mi Padre los enviará al fuego del infierno.

 

1 Corintios 2:9

Sin embargo, como está escrito: Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.

 

1 Juan 4:18

Sino que el Amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor. 

 

Efesios 4:15

Más bien, al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo aquel que es la cabeza, es decir, Cristo.

 

Tesalonicenses 3:12

Que el Señor los haga crecer para que se amen más y más unos a otros, y a todos, tal como nosotros los amamos a ustedes.

 

 

 

1 Corintios 10:24
Que nadie busque sus propios intereses sino los del prójimo.
 
Mateo 5:44
Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen.
 
1 Timoteo 6:11
Tú, hombre de Dios huye de todo lo malo y esmérate en seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia y la humildad.
 
Romanos 13:10
El amor no hace daño al prójimo, así es la ley de Dios.
 
Efesios 5:2
Lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios.
 
1 Juan 2:15
No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre.
 
Juan 13:15
De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman unos a otros.
 
Juan 14;15
Si ustedes se aman estarán cumpliendo mis mandamientos.
 
Gálatas 5:14
En efecto la ley se resume en un sólo mandamiento: Ama a tu prójimo como a ti mismo.
 
Romanos 8:28
Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman.
 
Juan 14:23
Jesús dijo: El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él.
 
Juan 15:10
Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su Amor.
 

 

El Espíritu Rubén López.

 

El Espíritu Rubén López.

Rubén Darío Aristizabal López.

Armenia Quindío.

Colombia Sur América.

 

Contacto: Correo:

rubendarisaristi@hotmail.com